Haz tu denuncia aquí

Estaba a punto de ser cremado; minutos antes, ‘¡revivió!’

TENDENCIAS

·

Gandham Kiran, originario de Oillalamarri —estado de Telanga, India— fue hospitalizado el pasado 26 de junio debido a que presentó fiebre y vómitos. Los médicos le diagnosticaron hepatitis y su situación empeoró a los pocos días.

El 3 de julio, el joven cayó en coma y los especialistas dijeron que su cerebro había muerto y no sobreviviría. Su madre, entre lágrimas, se lo llevó a casa con un sistema de apoyo vital. La familia comenzó a preparar el funeral y a recoger leña para cremar a Gandham.

Cuando el joven estaba a punto de ser incinerado, la madre notó que Gandham tenía lágrimas por lo que de inmediato llamó a un médico para que lo examinara. Resultó que no estaba muerto, fue ingresado de nuevo al hospital, recuperó la conciencia y el pasado 7 de julio fue dado de alta. Gandham se salvó de una muerte en vano dicho sea de paso, cruel. 

Por REDACCIÓN DIGITAL EL HERALDO DE MÉXICO