Haz tu denuncia aquí

¿Qué es el Síndrome del Objetivo Cumplido?

Una sensación de vacío que sentimos al cumplir una meta se le conoce como el Síndrome del Objetivo Cumplido y suele pasar cuando la meta no nos satisface

TENDENCIAS

·

¿Te ha pasado que te preparas mucho para un evento como un examen, una carrera o alguna meta que te propusiste y que cuándo sales triunfante no te sientes del todo satisfecho?

Esta sensación de vacío que sentimos al cumplir una meta se le conoce como el Síndrome del Objetivo Cumplido y suele pasar cuando damos mucha importancia el hecho en sí y pensar que no existe nada más que eso.

En otras palabras, este sentimiento es pensar que, una vez cumplida la meta, ya no tenemos nada más que hacer y no sabemos continuar con nuestra vida tras pasar ese hecho al cual dedicamos muchos días previos.

Muchos competidores físicos sufren de este Síndrome, pues se preparan mucho para un evento deportivo y cuando lo ven cumplido, saliendo triunfante de el, suelen entrar en un estado de depresión y hasta ansiedad.

La explicación de este hecho deriva en que cuando nos preparamos para un evento que es de suma importancia para nosotros, en nuestro cuerpo se liberan sustancias como la serotonina, endorfinas y dopamina, mismas que son encargadas de nuestro bienestar físico y mental, que a su vez nos causa motivación para nuestra preparación.

En consecuencia, la alta liberación de estas sustancias suele provocar un bajón en nuestro cuerpo y mente, tal y como sucede después tomar una bebida energizante y pasados sus efectos, nos volvemos a sentir cansados de nuevo.

Para evitar esta sensación de insatisfacción, es importante que restes un poco de importancia al evento en sí, pensando en que siempre habrá una meta más que cumplir; así mismo, no debemos priorizar nuestra preparación o entrenamiento, debemos lograr un equilibro en nuestra vida.

Cabe destacar que si no logras cumplir este objetivo tras una ardua preparación debes tomar el hecho como un aprendizaje, para que la siguiente vez puedas salir victorioso, corrigiendo los detalles que pudieron hacerte perder tu competencia.

Incluso es bueno pedir ayuda a un experto que te oriente sobre el hecho y que a su vez te motive a seguir acumulando objetivos cumplidos.

Por: Redacción Digital El Heraldo del México

dhfm