Haz tu denuncia aquí

Mira quien habla con Brenda Jaet: Arie Derzavich, aventurero de profesión?

TENDENCIAS

·
Antes de alcanzar su sueño se dedicó a hornear pan y a vender pizzas, pero gracias a este conocimiento del medio empresarial fue que cierto día pudo crear su propio negocio de aventuras submarinas. Hoy está certificado como capitán y se dedica a crear experiencias para toda la familia, donde comparte su pasión por la vida marina. [caption id="attachment_351096" align="alignright" width="300"] Foto: Cortesía[/caption] Arie, ¿qué es Derziaventuras? Es una aventura marítima enfocada principalmente al buceo, pero que también puede incluir pesca, arponeo, caza de langostas y, por supuesto, sashimi de lo que pesquemos, preparado al momento. Una Derziaventura puede durar desde cuatro horas, o dos días, hasta una semana, porque es hecha a la medida del cliente. Empezaste en esto casi por accidente, ¿cómo sucedió? Recuerdo que a los 11 años quería estudiar Biología Marina, a los 17 tomé mi primer curso de buceo y quedé súper enganchado. Terminé estudiando Administración de Empresas, pero mi pasión por el mar siguió, y en 1999 me certifiqué como instructor de buceo PADI. Tenía un trabajo que debía hacer, como franquiciatario de Domino’s Pizza y de Cinnabon, y otro trabajo que me encantaba, porque me permitía llevar gente a descubrir el mundo submarino. [caption id="attachment_351097" align="alignleft" width="300"] Foto: Cortesía[/caption] ¿Aplicas tu experiencia de negocios dentro de este proyecto? Claro que sí. Considero que lo más importante en cualquier negocio es el servicio al cliente. Haber nacido y crecido en México me enseñó lo que es dar un “servicio a la mexicana”, reconocido como uno de los mejores del mundo. Mi propósito es crear para cada cliente una experiencia inolvidable. Con tus 25 años en el mar, y más de 18 como instructor de buceo, ¿cuál dirías que ha sido tu mayor aprendizaje? Reconocer que todos tenemos miedos, pero que también tenemos la capacidad de sobrepasarlos. También eres capitán, cuéntanos de esto. Tengo muchos clientes que tienen yates, y en varias ocasiones querían salir a bucear, pero sus capitanes estaban indispuestos, así que decidí que eso no iba a detenernos para tener una Derziaventura, y me certifique de capitán, con licencia norteamericana de 100 toneladas. ¿Cuál es la diferencia entre tú y otras personas que se dedican a lo mismo? Eso lo podrían contestar mejor mis clientes, pero algo muy importante es que les doy el 100 por ciento, y hago cosas que no esperan. Muchas veces, con sólo ver sus ojos entiendo lo que quieren. Lo más importante es crear empatía, como si fueran mis conocidos de toda la vida, y atenderlos como a mí me gustaría que me atendieran. ¿Por qué el buceo se convirtió en tu pasión? Yo digo que es la terapia más efectiva y barata que existe. Estás contigo mismo y con tu respiración, viendo cosas increíbles por 40 minutos, sin tener que hablar ni escuchar a nadie, y lo único que se oye son los sonidos del mar. ¿Qué es lo que más disfrutas de tu trabajo? Estar en el mar, y las cosas increíbles que puedes encontrar todos los días. Cada buceo es único y nunca sabes qué “regalito” te va a tocar. Me encanta certificar familias, porque sé que van a compartir una actividad. El broche de oro es ver bucear a una persona que tenía miedo de meter la cabeza al agua. ¿Quién es?
  • Arie Derzavich es dueño de Derziaventuras.
  • EDAD: 45 años.
  • SIGNO DEL ZODIACO: Tauro.
  • ESTUDIOS: Licenciado en Administración de Empresas.
Por Brenda Jaet