Haz tu denuncia aquí

#PiensaJoven

TENDENCIAS

·

Las Fake News

Los estudiantes de comunicación y periodismo enfrentan hoy un reto que va de la mano con la libre circulación de contenidos en las redes sociales y es la propagación de noticias falsas, falseadas o “fake news” como se les conoce en inglés.  Para la Fundación del Español Urgente, Fundeu, el término falso es más amplio:  una noticia falsa puede serlo por faltar a la verdad de forma involuntaria o premeditadamente. El adjetivo falseado, en cambio sugiere un matiz de adulteración o corrupción premeditadas. Una noticia falsa de tanto repetirla termina convirtiéndose en una posverdad que no es otra cosa que la manipulación de una realidad con fines políticos que de tanto repetirla es aceptada como una verdad, aunque no lo sea.

Se dice que el presidente Donald Trump puso de moda el término durante la campaña que lo llevó a la Casa Blanca. Acusó a grandes medios de información como el New York Times, o la Cadena de Noticias CNN de faltar a la verdad y propagar fake news, todas aquellas noticias que le incomodaban, pera la verdad es que noticias con la intención contraria a informar con la verdad siempre han existido, pero fue Trump el que introdujo el tema en la agenda y en gran media ganó las elecciones por sus verdades a medias que acompañan a las emociones y contribuyeron a formar ideas equivocadas en el electorado. 

Retos para el estudiante de periodismo

En México hay 71.3 millones de usuarios de Internet que representa el 63.9 por ciento de la población de seis años o más, según la encuesta ENDUTIH 2017.  El abaratamiento del Internet y el uso del celular inteligente han cambiado nuestras costumbres y la manera en que consumimos información. Lo importante hoy en día es estar informado sin importar que tan bien lo estemos, el contenido pasa a ser secundario. Estamos sometidos a un bombardeo incesante de datos que asimilamos a medias, muchos los tomamos por verdades sin poder comprobar su origen, sin contrastarlos y los compartimos sin reflexionar mucho en lo que estamos avalando y dándole retwitt.  Esto nos convierte en meros instrumentos de las fake news y del copy paste y es aprovechado por aquellos que buscan confundir, alarmar, apelar a las emociones, a los sentimientos para golpear oponentes.  Le damos like a una información que moldea nuestra racionalidad, la compartimos le agreguemos un juicio de valor sin analizar bien lo que estamos haciendo, sin pensar en a quién beneficiamos y a quien dañamos tan solo buscando el fin inmediato que es compartir, seguir, sumar seguidores y estar en el trending topic. Es aquí donde entre el oficio, la experiencia, la habilidad del periodista que muchos llaman “colmillo” para contrastar la información en al menos dos fuentes. Una información falsa puede saltar al momento de verificar su redacción, las faltas de ortografía, el exceso de signos de admiración y finalmente el autor es inexistente. Pero lo básico es preguntarse ¿quién se beneficia con esta información?, ¿quién se perjudica? y eso nos llevará con los autores.

Hoy que estamos en la recta de las elecciones abundan las noticias falsas que buscan influir en el votante indeciso, causar confusión y restar votos a los contrincantes además agregamos la intromisión de otros países, la venta de bases de datos como el asunto de Facebook y  Cambridge Analytica y tenemos un temor bien fundamentado de una manipulación del resultado.

 

Por Arturo Corona Martínez

Maestro en Comunicación Aplicada

Universidad Anáhuac México  

Estudiante foráneo,  estos son los 7 tips que debes conocer sí o sí  

Ser estudiante, de entrada implica estar inmerso en distintos cambios a lo largo de tu proceso educativo, sin emabargo tener la condición de ser foráneo implica aún más retos, además de las responsabilidades que exige la profesión, el estudiante foráneo debe tener en cuenta las condiciones socioeconómicas, familiares, culturales y los motivos principales que lo llevaron a tomar la decisión de estudiar fuera del lugar de origen.

Muchas de las Universidades ubicadas en la Ciudad de México y Zona Conurbada, cuenta con programas para alumnos foráneos, los cuales deciden dejar su ciudad para radicar en la zona metropólitana del país. Dicha población va en aumento, lo que lleva a las universidades a crear Asociación de Estudiantes Foráneos, que se encarga de apoyar y ayudar a los extranjeros y foráneos para facilitarles la vida lejos de su casa y de sus seres queridos, sus familias.

Así que para toda la comunidad estudiantil foránea, les traemos estos 7 tips:

1) Poner el boiler en piloto cuando no los estás usando ¡para no gastar el gas!

2) Desenchufar los cables de conexiones que no utilices para que ahorres energía ¡y salga más barato el recibo de la luz!

3) Aprovechar los cupones de las agendas universitarias ¡y comer como príncipe al menos algunas veces a la semana!

4) Asiste a los eventos de la universidad para conocer más gente ¡y salir los fines de semana!

5) Inscríbete a cursos, deportes o gym en la universidad para mantenerte activo y en forma ¡y sin gastar ni un peso extra!

6) Hacer una lista de lugares para visitar y turistear durante los fines de semana para mantenerte ocupado ¡y ser todo un conocedor de la zona! La Universidad organiza visitas guiadas a sitios de interés cercanos a la ciudad.

7) Lavar todos los platos en cuanto los utilices para que no se te acumulen ¡y termines como la mismísima cenicienta!

Al momento de separarse de su familia de origen y emigrar a otra ciudad persiguiendo el sueño de unos estudios prometedores, el estudiante foráneo puede sufrir cambios en su dinámica de vida y enfrentarse así  a diversas situaciones que determinarán la calidad de su desempeño y rendimiento académico. Es por eso que esperamos que estos tips funcionen y sean de mucha ayuda en tu día a día para hacer un poco más feliz y cómoda tu estadía en esta hermosa ciudad.

¡BIENVENIDOS!

Por Andrea Cabrera y Erika Malo

Estudiantes de Comunicación, especialidad periodismo

Universidad Anáhuac México  

Las buenas noticias, sí son noticias

¿Cuántas veces no hemos escuchado que las buenas noticias no venden o que nadie está interesado en las buenas acciones? Se suele decir que la gente vive del morbo, lo que mundialmente se aplica en la nota roja o amarillista, pero para Javier Mestre, periodista español con más de 30 años de experiencia, las buenas noticias, sí son noticia.

El director en México de Corresponsables (proyecto enfocado en responsabilidad social), Javier Mestre, asegura, que el periodismo de buenas noticias o periodismo positivo, también impacta.

“El reto que tenemos como periodistas va más allá de vender morbo. Tenemos el compromiso de trabajar hombro con hombro para lograr que las buenas noticias se den a conocer”, dijo Javier.

Enfatizar en que no debemos caer en el “buenísmo”, es decir, que no necesariamente tenemos que provocar lágrimas en la audiencia, ni llenar las noticias de “besos y abrazos”, pues las buenas noticias se deben de contar por sí solas.

La propuesta es invitar a todos aquellos con un proyecto o una idea, buscar el medio adecuado y darlo a conocer para que lo bueno se siga contando.

Es reflejar todas aquellas acciones que están buscando un mundo mejor para todos, desde un punto de vista positivo, pues consideramos que dar a conocer las buenas prácticas ayuda a que estas se multipliquen y así muchas más personas y organizaciones se sumen a esta ola para provocar un cambio generalizado

“Cuando ocurrió el sismo todos estábamos en shock. Las malas noticias corrieron a una velocidad impresionante. El saldo de muertos, los edificios caídos y nombres de gente bajo los escombros era todo lo que leías en los periódicos o veíamos en las noticias, pero de repente la dinámica cambió y es que las buenas acciones de los mexicanos que se volcaron a la calle dieron muchísimo de qué hablar y desde entonces nadie paró de hablar de lo bien que lo estaba haciendo la sociedad mexicana, A pesar del duro y tenso momento que se vivió, fue un punto de inflexión para demostrar que las buenas noticias cuentan muchísimo y que deberían de ser tomadas en cuenta siempre”.

Buenos ejemplos de éste estilo periodístico abundan en las redes sociales.

Lo bueno no borra la cruda realidad, pero nos hace tener una óptica diferente que permite diseñar estrategias y proyectos en otras líneas; al permear entre los lectores las notas del llamado periodismo de solución se generar un cambio de actitud

Las buenas prácticas de participar, investigar y trabajar en crear y ser partícipes de buenas acciones en nuestro país tienen que dar a conocer con el fin de crear conciencia, demostrar que las cosas se pueden hacer diferentes y que las buenas noticias, esas que alguna vez nos dijeron que a nadie le interesan, sí son noticia.  

Por José Luis Ramírez 

Alumno de Comunicación

Especialidad Periodismo

Universidad Anáhuac México