Robots basados en origami podrán explorar el cuerpo humano

TENDENCIAS

·
   

Científicos del Wyss Institute at Harvard están generando mini robots capaces de explorar tanto territorios orgánicos como inorgánicos, en sus primeras etapas de prueba.

        El origami es una técnica japonesa artesanal para trabajar el papel, para generar figuras, que se utiliza para enseñarles a los niños cómo tener paciencia Un principio bastante básico que ahora están utilizando los científicos tanto en Harvard como en MIT para crear robots diminutos que exploren espacios orgánicos e inorgánicos, se dice que esta tecnología es el futuro de la medicina ya que se pretende que los robots, una vez introducidos en el cuerpo humano, ayuden a registrar y generar estrategias para ayudar en la salud. El dato curioso de este avance tecnológico radica en que no portan ningún tipo de batería, sino que serán alimentados de manera inalámbrica con energía magnética, parecido a cómo se recarga un teléfono celular. Lo cual permite que estas máquinas puedan tomar cualquier tipo de forma sin los límites de contar con una fuente propia de energía. Una vez que se logra cambiar la frecuencia magnética que se dirige al robot, es posible mantenerlo funcionando y darle instrucciones para que realice acciones específicas. Lo anterior se logra gracias a que se crearon unos circuitos llamados "shape-memory-alloy" que tienen la propiedad de cambiar su forma física al exponerse al calor. En pocas palabras cuando los circuitos entran en contacto con las altas temperaturas los alambres se contraen ocasionando que la forma del robot reaccione y se transforme o realice alguna tarea.
https://twitter.com/wyssinstitute/status/889487166035939329
Esta tecnología, según cuenta Mustafa Boyvat, del Wyss Institute de Harvard, está diseñada para utilizarse por lo pronto en estudios médicos. El objetivo es que los mini robots sean lo suficientemente pequeños para tomarse como si fueran una cápsula o inyectarse en los pacientes, para estudiar a fondo las reacciones de los éstos a estímulos externos o enfermedades; una de las tareas del robot sería filmar cada reacción del paciente para lograr interpretar mejor el cuerpo humano.  Por otra parte, un equipo en MIT, aunque apenas inicia el estudio, trabaja en las mismas bases del mini robot de origami pero pensando en que se alimente del calor del paciente u objeto a estudiar. Lo cual limita sus acciones al estudiar objetos inanimados o no orgánicos. Aunque es una tecnología fue pensada para la medicina, también podría tener aplicaciones artísticas o militares.

Datos relacionados

  Nuestro futuro sexual con robots (Parte 3) Nuestro futuro sexual con robots (Parte 2) Nuestro futuro sexual con robots (Parte 1)