¿Maestría en otro país? ¡Sí se puede!

¿Maestría en otro país? ¡Sí se puede!
Este año, en el Presupuesto de Egresos de la Federación se redujo el número de becas para el extranjero, con mil 394, en comparación con las 2 mil 275 aprobadas en 2016. Pese a esto, cursar una maestría continúa significando obtener mayores oportunidades labores. Por ello, es importante tener diferentes opciones para financiarla. Sofía Macías, autora de Pequeño Cerdo Capitalista, asegura que las becas son el sueño dorado para cualquier estudiante; sin embargo, hay pocas que paguen la totalidad de la matrícula y manutención, como la Chevening del British Council. Becas como la Fundación Carolina, de España, permite cubrir parcialmente la manutención; con la Erasmus Mundus se puede estudiar en dos países, mientras las embajadas de cada país ofrecen sus propias alternativas. Por su parte, CONACyT sigue siendo una de las mejores opciones por sus convenios con instituciones de educación superior. También “puedes obtener una complementaria para manutención (como las de la SEP que te brindan 4,200 pesos mensuales), un porcentaje de la matrícula o dinero para el avión, que es lo que te da Fundación Beca”, dice la consultora en finanzas personales. Una vez que se decida el país de destino, es aconsejable ahorrar en la divisa para evitar las fluctuaciones. Finalmente, la experta aconseja el dominio de idiomas, ya que además de tomarse en cuenta para ingresar a los programas académicos, también son de ayuda para conseguir apoyos para el seguro de gastos médicos o que no se tengan que pagar los gastos de la visa de estudiante. Por Melissa Moreno

ADEMÁS:

Universidades: Las carreras para el éxito Universidades. Aprender en plataformas digitales Universidades en línea, tendencia que ¿llegó para quedarse?  

Compartir