Cargar un smartphone con una botella de agua caliente es posible; te decimos cómo

Un fabricante chino desarrolló un tipo de botella que convierte el calor del agua en electricidad para cargar dispositivos

Cargar un smartphone con una botella de agua caliente es posible; te decimos cómo
Investigadores descubrieron que una botella de agua puede proporcionar de 20 a 30 minutos de electricidad. FOTO: Pixabay

La realidad superó a la ficción y en China un fabricante de cohetes espaciales logró desarrollar un tipo de botella de agua aislada equipada con un chip termoeléctrico que convierte el calor del agua en electricidad para cargar dispositivos.

El innovador equipo de investigadores forman parte de la China Academy of Launch Vehicle Technology, quienes además pretenden aprovechar la tecnología termoeléctrica espacial para lograr beneficios que se trasladen a la vida cotidiana y se encuentren al alcance de todos. 

Estos dispositivos termoeléctricos se fabrican con materiales que pueden convertir una diferencia de temperatura en electricidad. Y estudios previos sugieren que pueden recolectar el calor desperdiciado y de esta forma producir energía eléctrica destinada a alimentar las baterías que se utilizan en las naves espaciales.

La solución al problema de las baterías

Los problemas de cargar los celulares queda evidenciado cuando se realiza algún viaje de larga distancia. FOTO: Pixabay

La agencia Xinhua entrevistó al investigador principal del equipo, Ma Wei, para hablar al respecto y declaró que conforme los smartphones utilizan procesadores mas potentes e interfaces de pantalla táctil de mayor tamaño, la necesidad de energía ha aumentado. Por ello esta idea representa una posibilidad efectiva para cubrir las necesidades de los usuarios.

Los problemas de cargar los celulares queda evidenciado cuando se realiza algún viaje de larga distancia, se viaja en trenes o se acampa en las montañas, por lo que “nuestra solución a este problema es un dispositivo termoeléctrico basado en una botella de agua, una fuente de calor para generar electricidad", declaró Ma Wei.

El investigador destacó además que la invención no requiere ninguna fuente eléctrica ya que el dispositivo termoeléctrico está incrustado en la tapa de la botella, el cual tiene un puerto de carga USB. Al conectar el cable de recarga, el icono de carga de la batería en la pantalla del teléfono se activa, explicó.

Finalmente Sheng Jiang, miembro del equipo de investigación, añadió que han descubierto que la botella de agua puede proporcionar de 20 a 30 minutos de electricidad “después de que vertimos de 300 a 500 mililitros de agua hirviendo", por lo que la botella también puede proporcionar electricidad para cámaras, computadoras portátiles y otros artefactos de bajo consumo. 


Compartir