Haz tu denuncia aquí

¿Nuggets impresos en 3D? Así podrían ser los alimentos del futuro

TECNOLOGÍA

·

La impresión 3D está ganando cada día más terreno en múltiples áreas de la vida diaria, tal como nos los prometieron. A diferencia de otras tecnologías que no han podido dar el brinco de sorpresas tecnológicas a tener verdadera utilidad en el mundo cotidiano, la impresión 3D ha encontrado muchos campos en los que ya es utilizada con grandes resultados.

Por ello KFC ha hecho una alianza con la empresa rusa 3D Bioprinting Solutions con la que buscan desarrollar un proyecto en el que a través del uso de células de pollo y de diversos vegetales puedan crear en laboratorio la materia prima que utilizarían para imprimir los alimentos del futuro, específicamente nuggets que, según la compañía rusa, tiendrán el mismo sabor del pollo real.

Además, según un estudio del American Environmental Science & Technology Journal [citado, pero no se aporta], la tecnología de cultivo de carne a partir de células tiene un impacto negativo mínimo en el medio ambiente. Esto permite reducir el consumo de energía en más de la mitad, las emisiones de gases de efecto invernadero se reducen 25 veces y 100 veces menos tierra para ser utilizada que la producción tradicional de carne de granja.

Comunicado KFC
Alimentos del futuro

Este es un proyecto que apenas se encuentra en desarrollo y que seguramente tardaría varios meses en volverse realidad pero se cree que este proceso sería de alto valor ambiental pues para producir estos nuggets se utilizaría menos de la mitad de energía y se evitaría la producción de gases de efecto invernadero que supone el proceso de la ganadería convencional.

[nota_relacionada id=1153476]

Este tipo de proyectos han generado mucha polémica anteriormente sobre la producción de carne en laboratorios pues supone muchos temas éticos, sociales y legislativos, pero el hecho de que esto pueda ser posible supone un verdadero avance en la ciencia que podría ser utilizado en el futuro en aspectos realmente útiles como la industria alimenticia y la medicina.

Por Redacción Digital El Heraldo de México – MHL