En Watch Dogs: Legion todos son hackers y piezas clave de una gran rebelión

En esta tercera entrega, Ubisoft explora a profundidad la temática emplear la tecnología para una causa social

En Watch Dogs: Legion todos son hackers y piezas clave de una gran rebelión
Watch Dogs: Legion cuenta con un mundo abierto que te brinda hasta 30 horas de juego. Foto: Ubisoft

Watch Dogs: Legion es la tercera entrega de la saga de videojuegos de mundo abierto desarrollado por Ubisoft, el cual cuenta con una versatilidad en su gameplay que lo hacen más complejo, divertido y con una historia llena de complots.

El primer Watch Dogs llegó en 2014 y algo que fue muy interesante, ya que todos los NPC que nos encontrábamos en la calle nos podían mostrar su resumen de vida, lo que quiere decir que no eran sólo un adorno del videojuego, sino que eran personajes con nombres, profesión y datos personales.

Después en 2016 surgió Watch Dogs 2, en el que usas a un hacker que formar parte de DedSec y que debe revelar que el Sistema Operativo ctOS recauda datos de las personas, con el objetivo de controlarlos.

Esta tercera entrega arranca cuando culpan al grupo de hackers DedSec de haber ocasionado la muerte de miles de ciudadanos en Londres, en un atentado llamado: Día Cero. Ante este escenario, Albion, una empresa de seguridad privada, toma el control de la ciudad convirtiéndola en una pesadilla, donde los ciudadanos son constantemente vigilaros por drones y viven bajo amenaza de ser arrestados sin justificación.

A pesar de que DedSec está contra las cuerdas, algunos de los integrantes están exiliados, pero siguen operando con el objetivo de limpiar su nombre. Aquí es cuando inicia lo más atractivo de Watch Dogs: Legion: hay que reclutar a nuevos integrantes, que puede ser cualquiera persona, desde policías, militares, magos, obreros, hasta simples vagabundos, ya que cada uno cuenta con habilidades específicas y que serán necesarias para superar ciertos niveles.

Elige bien a tu equipo

La ventaja es que cada nuevo recluta contará con las mejoras de armas y herramientas, por lo que no habrá necesidad de empezar desde cero. Algunas de las habilidades que encontrarás especialmente en cada personaje es el uso de drones gigantes, armas específicas y uniformes, pero en cuanto a velocidad, fuerza y estilo de pelea todos cuentan con las mismas capacidades.

Cada uno de los reclutas cuenta con habilidades específicas para llevar a cabo ciertas misiones. Foto: Captura de pantalla

Quizá la duda más lógica sería: ¿a quién debo reclutar? Bueno, es muy sencillo, porque dentro del juego los personajes cuentan con un celular, con el que podemos hackear y piratear, pero también se puede emplear para conocer las habilidades y datos para posibles miembros.

Aunque para “demostrar” que son dignos y que les interesa la causa de DedSec se les someterá a una prueba, que consiste en una misión. Muchos estos objetivos son fáciles de concluir, siempre y cuando el jugador sepa hacer uso de las habilidades con las que cuenta para nuevo personaje.

Lo nuevo y lo más atractivo de este título es el poder piratear todo, porque al haber tecnología en todo Londres es sencillo hackear una cámara de vigilancia, un dron, sistemas de seguridad y hasta algunos automóviles automáticos. La ventaja es que no es necesario hacer nada del otro mundo, sólo hay que pulsar un par de botones y listo, te haces del control.

Pero cuando no sea tan sencillo, podremos usar un pequeño robot en forma de araña, el cual se puede desplazar por ductos de aire y sin que nadie se percate. Su manejo es sumamente útil, por lo que será una herramienta inseparable.

A veces la opción son los disparos

En su mayoría, las misiones son de sigilo, puesto que hay que infiltrarse y recabar datos para derrocar a los líderes de Albion. Siempre hay posibilidad de revisar previamente los lugares, ya sea con el apoyo de un dron o con las cámaras de vigilancia, incluso, a través de ellas podrás hackaer los sistemas de seguridad para acceder.

La mayoría de las misiones son de sigilo, pero en muchas ocasiones habrá que salir a punta de balazos. Foto: Captura de pantalla

Pero no todo será tan pacífico, porque en muchas ocasiones la única forma de salir de los problemas será a punta de golpes y disparos. Los enemigos no son tan sencillos de vencer y la IA siempre buscará la forma de contrarrestar tus ataques, esto nos lleva a pensar bien las acciones a realizar y no sólo machacar botones.

Aunque si alguno de tus agentes es arrestado o queda herido deberás dejar que pasen unos 20 minutos para que puedes volver a elegirlo. Sin embargo, si es asesinado no podrá volver a aparecer.

Todo esto se puede leer sencillo, pero cuando hay que infiltrarse en instalaciones militares o de la policía para obtener documentos podrá causar algunos dolores de cabezo a los jugadores. La ventaja de contar con una legión de reclutas es que siempre habrá alguien que cumpla la misión que quedó inconclusa.

El mapa y las submisiones son más de las que te puedes imaginar, esto llevará a que el modo campaña brinde hasta 30 horas de juego, así que no habrá momento de aburrimiento.

Disfruta conduciendo 

Explorar cada rincón de Londres tiene cosas buenas, pues hay posibilidad de desplazarse en motocicletas, automóviles, camiones de carga y arribe de los drones gigantes, aunque estos últimos son muy lentos, pero efectivos.

La conducción de cada vehículo es toda una experiencia, no sólo por la velocidad que toman, también porque habrá momentos para hacer un poco de destrucción. Las persecuciones policiacas son adrenalina pura, debido a que no sólo eres cazado por agentes, también por drones, que después de dos disparos estarás acabado.

Se pueden surcar los cielos de Londres sobre un dron gigante. Foto: Captura de pantalla

Quizás en algunos momentos la dinámica se pueda tornar un poco repetitiva, pero los puzzles entran en cada misión para cambiar el ritmo.

El soundtrack cuenta con una buena propuesta musical, que va desde Blur hasta Gorillaz, pero si al manejar eres de los que disfrutan de música clásica podrás encontrarte hasta con piezas de orquesta. Se nota que Ubisoft pensó y quiso abarcar cada gusto de los gamers, y vaya que lo logró.

Definitivamente, Watch Dogs: Legion se catapulta para ser el mejor de la saga por todo lo mencionado, además de que muestra una clara evolución de sus anteriores entregas. Los gráficos y la narrativa son atractivos, ahora sólo quedará complementar este juego cuando se optimice el título para las consolas de la nueva generación.

 


Compartir