Need for Speed: Hot Pursuit Remastered, misma adrenalina pero pulida | Review

Si lo tuyo son los juegos de coches, esta remasterización de Need for Speed seguramente te hará pasar un muy buen rato, te compartimos nuestras impresiones

Need for Speed: Hot Pursuit Remastered, misma adrenalina pero pulida | Review

Una década después de su salida original al mercado en la generación del Xbox 360, el PlayStation 3 y el Nintendo Wii, Need For Speed: Hot Pursuit volvió remasterizado con nueva librea, pero el mismo octanaje de siempre. El amado arcade de carreras en el que puedes ser policía o huir de ella regresó con sus altas velocidades para que lo juegues en Xbox One, PS4, Nintendo Switch o PC.

El estudio desarrollador responsable de este videojuego es Criterion Games, conocidos por la explosiva saga de Burnout y la primera versión de NFS: Hot Pursuit, un juego que fue muy aclamado en su momento por sus persecuciones llenas de adrenalina, velocidad y coches de lujo que nos llenaron el ojo en su momento.

Tras jugar unas horas la nueva entrega, no se queda nada atrás. Es la misma esencia de manejo temerario de superdeportivos contra una policía brutal, que cuenta también con su porción de patrullas de lujo y maniobras para detenerte; pero ahora está visualmente mejorado, pulido y encerado para cautivarte mientras viajas a 300-400 km/h.

Fuera del aspecto visual, el juego agrega algunos detalles en las pistas y un garage para presumir tus coches cuando no estés ocupado en carreras callejeras. Algo de lo mejor que se le añadió a esta versión es que ahora se puede jugar en cross-play en el multiplayer online que ofrece de hasta 8 jugadores.

En este juego, estarás al volante de un coche deportivo o una patrulla y podrás controlarlos en varios modos, como Hot Pursuit, Primer Contacto o Carrera, en los que deberás manejar temerariamente a altas velocidades para cumplir con tu objetivo.

El modo Hot Pursuit te meterá en una carrera callejera, en la que como policía deberás detener a todos sus participantes antes de que se escapen y como piloto deberás mantenerte lo más intacto posible para escapar de los patrulleros. Las detenciones son característicamente brutales, ya que se vale todo en este juego.

Algunas de las ayudas que obtendrás como patrullero, son bloqueos de patrullas en la carretera, pulsos electromagnéticos, líneas de picos para ponchar llantas, o helicópteros que intentarán interceptar. Aunque como piloto también podrás defenderte con tus propias herramientas, para deshabilitar a las patrullas mientras huyes de ellas.

El juego no se toma muy en serio y eso se agradece, pues podemos ver cosas como patrullas Lamborghini tratando de alcanzar a un Bugatti Veyron a más de 300km/h en las carreteras. Además de ello, la física del juego también es un tanto arcade; el manejo es muy sencillo desde controlar al coche a altas velocidades, hasta derrapar en las curvas como si nada a pesar de estar manejado cerca una tonelada de metal.

En consolas de nueva generación, así como en PC, es posible que pueda correr establemente a 4K y 60fps, pero en Xbox One, Nintendo Switch y PS4, está limitado a 30fps y 1080p de resolución.

La personalización de los coches es muy simple, pero agregaron una posibilidad amplia de colores, ya que en su versión previa sólo ofrecía unos cuantos tonos de color para escoger por bólido, mientras que ahora se puede ajustar el color manualmente.

En resumen, es un juego arcade de carreras que te mantendrá al borde del asiento para no estrellarte mientras huyes de una patrulla, o persigues a un corredor dentro de ella. El manejo es muy fácil para poder controlar esos superautos a velocidades impresionantes y el sentimiento de satisfacción siempre será fuerte, ya sea si lograste huir de un insistente policía o si terminaste volcando a un competidor para arrestarlo con tu patrulla Porsche. Need For Speed: Hot Pursuit Remastered es un galón de nostalgia explosiva y llena de adrenalina para todos los amantes de la velocidad, que aplicó la ley de “si no está roto, no lo arregles”, dando como resultado un muy buen remaster.


Por Montserrat Simó Ramos

¿Ya conoces nuestro podcast Utopía Geek?


Compartir