Confinado

Si la empresa que maneja a la selección reconsidera y entierra los rencores, tiene en Ricardo Peláez al personaje idóneo para enderezar la nave tricolor

Un TRI sin brillo

Una selección de cualquier país también es una marca, y se manejan intereses en su entorno. Este Tri no tiene una presencia atractiva en el panorama internacional

Jugar con fuego

Con tanto cambio de jugador en cada partido, ¿existe el riesgo de que el tricolor colapse en cualquier momento?

Rotaciones

Esta aberrante necesidad de inventar, provocó que Layún y Salcedo dieran quizá su partido más pobre en el tricolor desde que han sido convocados

Por fin un equipo

Esta Selección no se trata sólo de 11 hombres, es un conjunto que sabe ayudar y se ayuda; con vestidor controlado

El ego del Tri

Como marca, el tricolor es la estrella de la película y no necesita argumentos de venta ficticios. Generar valor agregado no es asumirse como sobrevalorado

Superávit

Como quizá nunca en su historia, la Selección Mexicana cuenta con abundancia de jugadores de calidad en la portería, la zaga, la media y el ataque.