La lenta (pero consistente) debacle de Snapchat

Snapchat sigue creciendo, pero su crecimiento se ha ralentizado y empieza a mostrar los síntomas de una curva descendente