Mercado de chácharas y de sexo

Muchas personas que se dedican a actividades no permitidas en el Metro, se colocan debajo de las cámaras para evitar ser observados y continuar su labor