Donald Trump y Jeff Sessions: tal para cual

El juego de Trump es fustigar a los servidores que no le funcionan, no importa que actúen de acuerdo con lo que les impone su puesto