Seguridad interior, letra muerta

Intereses políticos se imponen y descartan un periodo extra para la Ley de Seguridad Interior, mientras 2017 registra cifra récord en homicidios