“Juventud, divino tesoro”…

El contrapeso para Angela Merkel no aparece sólo con Emmanuel Macron; en escena aparece el recién estrenado ministro del Exterior austríaco, Sebastian Kurz