¡Aquí están los traidores!

A tal punto se calentaron los ánimos en el grupo parlamentario del PAN en el Senado, que varios legisladores se injuriaron y estuvieron a punto de terminar a golpes