Ricardo Pascoe / Mirando al otro lado / El Heraldo de México

Las fisuras del modelo populista (II)

Lo que sí está demostrado es que regalar dinero mantiene la cultura de la dependencia, reproduciendo el círculo de la pobreza

Ricardo Pascoe / Mirando al otro lado / El Heraldo de México

Las fisuras del modelo populista (I)

El populismo se erige como el auténtico representante del pueblo que repudia lo que percibe como su exclusión

Ricardo Pascoe / Mirando al otro lado / El Heraldo de México

Un presupuesto irresponsable

Parte de premisas poco realistas, como una tasa de crecimiento de la economía de 4%, frente al pronóstico de 1.6 de agencias internacionales

Ricardo Pascoe / Mirando al otro lado / El Heraldo de México

La tentación teocrática

El deseo del gobierno por impulsar una Constitución Moral es el ejemplo clásico del pensamiento teocrático de un gobernante

Ricardo Pascoe / Mirando al otro lado / El Heraldo de México

2%

Con las consultas organizadas por la 4T está ocurriendo lo mismo. Al igual que durante su gestión en la CDMX, AMLO gana todas

Ricardo Pascoe / Mirando al otro lado / El Heraldo de México

Violencia y vacío de poder

Antes de la toma de protesta el 1 de diciembre, las organizaciones del crimen organizado empezaron una lucha encarnizada

Ricardo Pascoe / Mirando al otro lado / El Heraldo de México

Capitalismo “moral” o “millennial”

El moral se asemeja a la prédica religiosa sobre la humildad y la acción social. El millennial se define por sus causas

Ricardo Pascoe / Mirando al otro lado / El Heraldo de México

Peligros de la militarización

Hoy, la experiencia venezolana es la más reciente sobre la decisiva intervención de los militares en la política de un país

Ricardo Pascoe / Mirando al otro lado / El Heraldo de México

Senadores: ¡frenen el militarismo!

Se ha ordenado que las Fuerzas Armadas vigilen miles de kilómetros de ductos de Pemex

Ricardo Pascoe / Mirando al otro lado / El Heraldo de México

Ante Venezuela: ser útil o el avestruz

México debe corregir su posición para colocarse en una situación intermedia, no neutral, entre los dos poderes, si pretende ser útil