Quitar a Maduro y apostar por la democracia mundial

El discurso contra "El imperio" ha servido como cortina de humo para justificar ambiciones de dictadores