LAS PAREJAS QUE SE CASAN, PERMANECEN CON SU CÓNYUGE UN PROMEDIO DE 12 AÑOS Y LUEGO SE DIVORCIAN. FOTO: ANDREA MURCIA /CUARTOSCURO.COM

También de amor se muere

Una decepción romántica puede provocar reacciones tan graves, que son capaces de infartar a una persona; la ciencia lo conoce como síndrome del corazón roto