Correr como niños

Los niños dejaron de correr en la calle; en muchos casos ni siquiera salen: primero porque dejó de ser segura, pero también cambiaron sus intereses