INVEA

Tras los hechos en el colegio Rébsamen, Mario-Meyer Kilp ha dejado al descubierto que el INVEA solo es un elefante blanco, que le sale muy caro a la ciudad