Fluir paso a paso

Y una vez unidos cuerpo, mente y tierra, nuestra postura mejora, nuestros pasos se hacen más ligeros. Ya no luchamos en contra de los pensamientos; fluyen