¿Ahora quién más sigue?

¿Ahora quién más sigue?

Muchas veces somos buenos para olvidar lo que alguna vez hicimos por nuestra propia voluntad