La famosa llamada

Quedó claro que el presidente Peña abarcó los temas importantes de la agenda bilateral, respetando en todo momento su investidura