Miles de manos

Rosario salió corriendo, trepó al estribo de la camioneta y preguntó a los soldados si estaban haciendo algo. Le preguntaron qué necesitaba

Inicia el éxodo en la Condesa

Ayer, al volver del trabajo, habitantes de esta colonia se encontraron con soldados que les impidieron el acceso a sus domicilios.