Prensa bajo fuego

El periodismo sobrevive al valemadrismo de autoridades omisas, que, en no pocas ocasiones, son cómplices de agresiones