¿Una nalgada a tiempo?

Casi todos hemos oído alguna vez que “más vale una nalgada a tiempo que un delincuente en la cárcel”; la violencia ejercida en nombre de la educación

¡Nadie pidió ir a la escuela!

En la escuela te piden que no te rías, no hables y memorices cosas que parecen verdaderos cuentos de ficción pero que son ordenados cronológicamente