Nudos ciegos y planes de emergencia

La Marina y el Ejército, enviados a diferentes edificios caídos, concentraron información, lo mismo que el Gobierno de la Ciudad, pero no la comunicaron