Wilbert Torre / Serendipia / Heraldo de México

El malogrado césped del Azteca

¿Por qué la Profeco no clausura las instalaciones del estadio hasta que no esté en condiciones?