Sacapuntas

Narro, en primer plano El secretario de Salud, José Narro, amaneció ayer en Ixtepec, Oaxaca, donde sintió el sismo que en la CDMX fue casi imperceptible, pero allá dejó dos muertos y 50 casas derrumbadas. Narro viajó este fin de semana a esa zona devastada para supervisar la ayuda a damnificados. En su recorrido, constató que las condiciones sanitarias están dentro de los parámetros, pero el riesgo persiste. También hizo un reconocimiento a la entereza de los oaxaqueños, que ayer, literal, les llovió sobre lo terremoteado.