En la plaza

Miguel Márquez, el gobernador panista de Guanajuato, no ha logrado parar la corrupción. Y de la inseguridad mejor no hablamos