Chaos

Gracias al electorado americano, nadie sabe qué va a pasar con América del Norte. Por eso la confusión generalizada