Anclados en tierra

El encanto, esa virtud que las aerolíneas perdieron cuando se convirtieron en un negocio de traslados.