Silencio, por favor

Ayer, los puños se alzaron como hace un mes después de la tragedia del sismo. Sólo que esta vez, llevaban otra misión

19s: sismos a revisión

Treinta y dos años después existían programas, instrumentos e institutos para que la reacción institucional resultara más pronta y efectiva