Esposa e hijos de López Obrador, pieza clave

Participaron y se involucraron en los meses de campaña del virtual presidente electo

Esposa e hijos de López Obrador, pieza clave

En el triunfo presidencial 
de Andrés Manuel López Obrador, su familia fue pieza clave. Sus tres hijos mayores, José Ramón, Andrés y Gonzalo participaron de lleno en la campaña, y Beatriz Gutiérrez Müller, esposa del virtual Presidente electo, se convirtió en su principal consejera.

Incluso, Jesús Ernesto, Jueche —el hijo menor— fue un aliciente para el tabasqueño, a pesar de las largas jornadas de campaña buscaba momentos para estar junto a él, si no podía, lo recordaba a través de las estampas de jugadores de futbol del Mundial Rusia 2018.

Por ejemplo, el tabasqueño aprovechaba sus paradas en gasolineras, donde había tiendas de conveniencia, para conseguir los sobres con las estampas de los jugadores mundialistas. Ya en el aeropuerto las juntaba y ponía en la bolsa de su camisa o dentro de la chamarra.

Sin embargo, la principal guía de López Obrador fue en todo momento Beatriz, quien supervisaba, acompañaba, intervenía y hasta cantaba, pues lanzaba a las redes sociales videos interpretando canciones.

Gutiérrez Müller participó activamente, antes y durante la campaña, en la promoción del voto a favor de su marido. En la intercampaña hizo giras por el país donde se reunía con mujeres; se trataba de eventos organizados por Morena, donde a veces era acompañada por Tatiana Clouthier, ex coordinadora de la campaña de López Obrador.

Para Beatriz, El Apóstol de la Democracia es uno de sus personajes favoritos de la historia mexicana, y así lo manifestó en la campaña presidencial. En San Pedro de las Colonias, Coahuila, donde escribió La sucesión presidencial, en el tercer día de gira, se estrenó como oradora.

El 3 de abril, López Obrador interrumpió su discurso y le dejó el micrófono para que hablara frente a los habitantes de esta comunidad pues para ella estar en esa ciudad era un sueño cumplido.

En esa ocasión, comparó a San Pedro de las Colonias con Atenas, Grecia, pues es la cuna de la democracia mexicana, y en esa plaza pública pidió no olvidar el legado de Madero y su postulado de Sufragio efectivo, no reelección.

Propuso proteger los votos y cuidarse de los mapaches electorales, pues a 105 años del asesinato de Madero continúa esta problemática en el país.

En la recta final de la campaña, en Minatitlán, Veracruz, volvió a tomar el micrófono, esta vez para pedir que no la llamen primera dama, pues consideró que es un término clasista.

Este triunfo presidencial es impensable sin el apoyo de ella y los tres hijos mayores del virtual Presidente electo del país, sin embargo, ninguno de ellos tendrá encomiendas en el nuevo gobierno.

Por Francisco Nieto

 

 

 

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
Retos legalesFOTO: Nayeli Cruz

México vive cambios que hacen la diferencia