Sonnito, un chihuaheño de leyenda

Rómulo Sánchez es sin duda, el criador mexicano de chihuahueños con más triunfos a nivel mundial. además ha impuesto récords en el país líder en la crianza de esta raza mexicana

En 2015 fue ganador del Top 20 Chihuahuas competition. Foto: Heraldo de México
En 2015 fue ganador del Top 20 Chihuahuas competition. Foto: Heraldo de México

Entrevista / Rómulo Sánchez / criador mexicano de chihuahueños

Rómulo Sánchez, criador mexicano de chihuahueños o chihuahuas, como también se les conoce, es un ejemplo de triunfo, gracias al esfuerzo y la dedicación de la crianza de una raza en particular. Su ejemplar GCH Sonnus Filho (Sánchez) ha marcado un parteaguas en la raza, no sólo a nivel nacional sino internacional.

Conversamos con el Señor Rómulo Sánchez sobre este particular ejemplar de raza pequeña, que es magnífico en pista.

¿cuánto tiempo llevas criando chihuahueños?

● Lo he realizado por 17 años.

¿Cuál ha sido tu experiencia con esta raza?

● Es una raza complicada pero me ha dado muchas satisfacciones en la vida, es complejo tener un perro de buena calidad pero ha funcionado. Sonnito no es el único que ha ganado, tengo otros perros que también lo han hecho aunque él ha sido de los mejores.

¿Qué edad tiene Sonnito?

● Cuatro años, cinco meses.

¿Todavía le queda tiempo para seguir compitiendo?

● Esperaremos que por lo menos este año continúe, para que culmine su carrera en pistas.

¿Qué hace tan especial a Sonnito?

● Cuando ves a este ejemplar de chihuahueño en pista, a pesar de su tamaño, puede verse supremo.

Yo creo que lo que más me gusta de él es su movimiento: la actitud que tiene al caminar y que tiene el correcto estilo que debe tener un chihuahueño; además le gusta la pista. Otra parte preciosa que tiene es la cabeza.

Platícanos un poco del estándar racial, ¿cómo debe ser un chihuahueño?

● Normalmente las orejas deben ser grandes y plantadas un poco a los lados de la cabeza, no completamente arriba; la cabeza debe ser amanzanada; el hocico no es corto ni largo, sino proporcionado a su tamaño y los ojos son grandes.

Algo muy difícil de encontrar en los chihuahueños son los frentes perfectos, y Sonnito los tiene. La espalda debe ser recta, como en el caso de la mayoría de las razas; la cola es arqueada y no debe caer sobre el lomo, ni debe ir pegada o doblada; el trasero no debe ser tan angulado pero sí tener una ligera angulación y un buen avance. Esto es lo principal.

Lo que Sonnito hace en pista es su empuje, porque tiene fuerza al caminar.

¿Cómo debe ser el movimiento de esta raza?

● Tiene que ser un paso largo y firme en la pista. En algunas fotos que le han tomado a Sonnito parece que está flotando, como si se depegara del piso por la misma continuidad de su caminar.

Además, las manos no deben alzarse tanto sino que deben llevarse hasta cierto nivel. Uno de los problemas que tenemos en la raza es que muchos ejemplares levantan demasiado las manos y no se ve bien.

¿Cuántos tipos de variedades hay de esta raza?

● Únicamente dos: pelo corto y pelo largo.

¿Cuál es el país líder en la crianza de esta raza?

● Estados Unidos. La raza es mexicana pero los estadounidenses la evolucionaron a mejores cabezas o mejores huesos, como suelen hacer en muchas otras razas, las van modernizando.

¿En qué lugar colocarías a México?

● No sé. Yo creo que Inglaterra sería el segundo mejor país, Rusia está despuntando mucho en este mercado y después, tal vez, va México, al igual que Finlandia e Italia. Hay muchos países que ya tienen una muy buena crianza de esta raza.

¿Cómo te ha ido en las nacionales en Estados Unidos?

● Cuando lo llevé por primera vez a competir, ya fue como campeón por haber ganado especializadas estadounidenses; ganó la Nacional en 2013, cuando tenía un año y medio de edad.

¿Cómo fue esa experiencia?

● No lo podía creer, para mí fue una sorpresa y emoción. Tenía la esperanza de que el perro se colocara (sabía que podía ganar, pero la política y mil cosas más pueden interferir) entre los cuatro o cinco mejores perros de la competencia pero cuando me dieron la Especializada, fue cuando me di cuenta de lo que logré.

¡Le estabas ganando a los mejores de la raza!

● Sí, fue muy emocionante.

¿Sonnito tiene crías?

● Tiene algunas en Estados Unidos. Además, tengo una perra quien tendrá a sus cachorros pronto, y espero que Sonnito haya pasado bien todos sus genes.

Respecto a las razas grandes, ¿es difícil ganarles?

● Sí, más con algunos jueces a los que les gustan los perros grandes.

● Roberto: En ocasiones, a las razas pequeñas no les dan mucha importancia pues los perros grandes…

● Rómulo: Imponen más.

● Roberto: ¿Esto es difícil o un poco frustrante?

● Rómulo: Hay veces en las que es un poco complicado, pero por ejemplo, a la jueza Gabriela Labbe, criadora de pastor alemán, le encantó el perro. Ella me dijo: El perro está chiquito pero me encantó cómo se movía.

Cuando compitió en Estados Unidos muchos jueces eran criadores de razas grandes pero veían cómo se movía y decían que lo hacía como un perro de raza grande aunque en pequeño.

No importa la estatura, cuando veo a Sonnito creo que llena la pista. ¿Esto es algo común en los chihuahueños?

● No, es una raza complicada en cuanto al temperamento pero es muy difícil entrenarlos, hacer que les guste la pista y que hagan ese tipo de cosas. He tratado de criar perros con buen temperamento.

La hermana de Sonnito oye el ruido del chillón y se pone frenética, también le gusta la pista.

¿A dónde planeas llevarlo a competir?

● Le falta romper un récord en Estados Unidos: ha ganado 24 especializadas y necesitamos ganar más de 28 para romperlo. Acaba de ir a San Antonio y ganó las dos especializadas pero como también estamos compitiendo en México tenemos que estar viendo qué nos conviene.

 

Por Roberto Martínez Arana

[email protected]

edp

¿Te gustó este contenido?