Padilla, 1,400 corridas y 39 cornadas después: ¡adiós!

La entrevista exclusiva a Juan José Padilla antes de la última corrida del torero pirata en la monumental Plaza México

Será en La Plaza México donde se llevará a cabo su última corrida. Foto: Nayeli Cru
Será en La Plaza México donde se llevará a cabo su última corrida. Foto: Nayeli Cru

Con un suéter gris, una camisa blanca y una corbata azul marino con amarillo bajó Juan José Padilla al lobby del Hotel Diplomático, de la Ciudad de México. Por cualquiera que sean las razones, lo cierto es que es impactante verlo. Padilla impone y punto.

En su cara está la marca del sacrificio, de la entrega y, sobre todo, del toreo. De complexión delgada, de trato amable y dispuesto a platicar, comenzamos la entrevista, a escasos días de su despedida como matador de toros. Y es que será nada más y nada menos que en La Plaza México, en donde él decidió que se llevará a cabo su última corrida.

He elegido ser yo quien tome la decisión de dejar el toreo. No quería que fuera la afición o el médico los que me dijeran cuando.

Padilla define este momento como el mejor de su carrera. 25 años de alternativa y mil 400 corridas e incontables triunfos lo respaldan, al igual que el respeto y el cariño de los amantes del toro. Se considera un hombre afortunado, capaz de superar cualquier trance, como la cornada en la que perdió el ojo izquierdo y que marcó un antes y un después en su vida personal y profesional. En esa cornada en la que creí que el toreo se iba a acabar para mí, fue cuando resurgió todo de nuevo, comentó.

¿Qué cambiarías en todos estos años de carrera?

Nada. No cambiaría nada, pese a todas las adversidades que haya podido sentir, en las dificultades, he tenido suerte; me considero un hombre afortunado, porque he podido superar muchas circunstancias, gracias a toda la gente que he encontrado en el camino. He superado muchos trances de los que jamás pensé podía salir adelante. Tengo dos niños maravillosos y una esposa que para mí, es el universo de mis sueños.

 

Una vez dijiste que si volvieras a ser torero, te casarías otra vez con tu esposa. ¿Qué tan importante es el papel de la mujer en la vida de un torero?

El papel de la mujer es fundamental no sólo en la preparación y mentalización, sino en esa soledad que los toreros sentimos en ocasiones.

Yo empecé mi trayectoria de novillero y ya la conocía antes de tomar la alternativa. Mi padre era panadero y yo le ayudaba. A mi esposa la conocí porque le vendía pan a su madre. En ese entonces, ella no conocía el mundo de los toros, pero poco a poco le he ido enseñando conforme ha pasado el tiempo y ahora, ya llevamos recorrido un camino juntos. Ella me ha ayudado mucho en esta profesión porque es una mujer con mucha personalidad, sensibilidad y fortaleza. Con un gran carácter. Si hay que reconocer papeles en el mundo del toreo, es el de una madre y el de una esposa.

¿Por qué retirarte?

Porque habiendo cumplido una etapa maravillosa y muy bonita, después de la cornada tan grande, superando más de mil 400 corridas de toros y habiendo recibido tanto respeto y cariño por parte de la afición y de la sociedad, se cumplen 25 años de la alternativa, y con una trayectoria en la que ha habido tantos momentos de gloria, que pienso que Dios me ha regalado más de lo esperado. Indultando un toro en la México y saliendo tres veces en hombros.

¿Por qué en México?

Era obligatorio. Sentía que la despedida en Europa tenía que ser en Zaragoza, porque esa plaza fue la que tuve ese percance donde creí que todo iba a acabar, sin embargo, todo resurgió de nuevo. Uno se plantea un cambio de vida profesional y personal. He aprendido mucho en estos años y eso me dio la oportunidad de abrir un campo en América, concretamente en México, me recibieron con banderas de piratas en varias plazas de la República. Quería decir adiós en La Monumental, por el respeto, por el cariño que he recibido y por lo que supone para mí y para el mundo entero. No he encontrado una plaza más bonita para decir adiós.

A Padilla lo apodan El torero pirata y El Ciclón de Jerez. Su carisma lo ha llevado a convertirse en ídolo de masas y a lograr que un camino lleno de sacrificios y de sufrimiento se convierta en gloria. Sin planes a futuro, Padilla quiere asimilar tantas emociones vividas, pasar tiempo con su familia y disfrutar el presente. El futuro se lo dejo a Dios, finalizó.

FRASE

Me considero un hombre muy afortunado. He vivido muchos momentos e gloria, superado adversidades, y tengo una familia maravillosa. Juan José Padilla – Torero

UNAS PALABRAS A:

  • LOS GANADEROS: Me han demostrado un apoyo enorme abriéndome las puertas de sus ganaderías y de sus casas.
  • LOS EMPRESARIOS: Les daría las gracias porque me han hecho cumplir con mis sueños.
  • LA CUADRILLA: Forman parte de mi familia, a todos y a cada uno de ellos les estoy agradecido; el mozo de espadas, el chofer, el banderillero, los picadores y el apoderado, porque han remado en la misma dirección que yo.

SUS TRIUNFOS

Tres años consecutivos en el escalafón en España, habiendo abierto la puerta del Príncipe en Sevilla, triunfando en Pamplona, salidas en hombros en Bilbao, Santander, Valencia y en las plazas más importantes de Francia. Indultando un toro en la México y saliendo en hombros tres veces en La Monumental.

SUS HIJOS:

Paloma lo acompañó a todas sus corridas, eligió el color del traje de luces y el bordado.Estuvo a su lado en los tentaderos.

Martín sigue con respeto la decisión de su padre. No es un gran aficionado, aunque no está en contra. Él no es un hombre que acepte el sufrimiento como tal, sobre todo del torero.

 

 

Por Mariana Ávila y María del Mar Barrientos

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
PanoramaALTRUISMO. Alejandra Alemán, presidenta de Niños en Alegría. Foto: Yaz Rivera

16 Años trabajando por la educación