Los reyes del mezcal

Para los cinco más grandes productores de mezcal, ampliar la Denominación de Origen a más de los nueve estados de la República que actualmente la ostentan, representaría un impulso que convertiría la industria de ese destilado en un negocio más redituable, y mayor, que el tequila

Empresarios nos dan su opinión acerca de la polémica alrededor del destilado. Foto: YAZ RIVERA
Empresarios nos dan su opinión acerca de la polémica alrededor del destilado. Foto: YAZ RIVERA

Panorama reunió a Luis Niño de Rivera, Fernando Sánchez Navarro, Roque Olivares, Guillermo García y Alejandro Champion, cuyas empresas forman parte de un grupo que produce más de la mitad del mezcal. El director del IMPI está defendiendo el mezcal en Europa, y de repente sale un periodicazo con gente caminando por Periférico, expresó Roque Olivares, fundador de Mezcal Mortal. Con algo así los inversionistas grandes huyen, porque se preguntan para qué están metiendo su dinero en este negocio, continuó Luis Niño de Rivera, Gerente general de Mezcal Amores. Lo que queremos es organizarnos con el gobierno y las comunidades, pero que entiendan que el mezcal no es sólo de ellos, dijo Olivares.

Según los empresarios, actualmente sólo se aprovecha el 0.5 por ciento de las hectáreas para la producción del mezcal, y si lograran explotar tan sólo el 1 por ciento, esta bebida se volvería una de las categorías más importantes del mundo en 10 años. Sin embargo, explicaron que el tema se está politizando y por esto Olivares, Niño de Rivera y Sánchez Navarro están organizando la Asociación Mexicana de Empresarios del Mezcal, para representar a un grupo de mezcaleros que reúne más del 50 por ciento de la producción y comercialización del mezcal a nivel nacional.

Foto: YAZ RIVERA

Luis Niño de Rivera (Gerente General de Mezcal Amores)

Creado por un grupo de amigos en 2010, Amores es un mezcal sustentable que ha logrado generar empleos en zonas marginadas del país.

Hay muchas otras formas que construyen, más que politizar el tema. En el mundo, la Denominación de Origen está pensada para un desarrollo económico, para impulsar a toda la cadena de producción, como con la champaña o los vinos de Rioja. Con el mezcal tenemos la oportunidad de crecer una Denominación de Origen que desarrolle 500 mil hectáreas del país, y si otros municipios tienen los criterios para poder desarrollarla, como en Morelos, Estado de México y Aguascalientes, pues qué mejor que dárselas. Al final del día, la riqueza del mezcal es la versatilidad y variabilidad que tiene, entonces, mientras más se sume mejor. Si estamos desarrollando el 0.5 por ciento de la Denominación de Origen en 500 mil hectáreas, no es nada. Si queremos desarrollar 30 millones de litros, no va a ser con 2 mil o 3 mil hectáreas. El potencial de la categoría es muy grande y no lo estamos viendo desde ese punto de vista.

Foto: YAZ RIVERA

Alejandro Champion (Director de Mezcal Unión)

 

Hace casi 10 años que el creador de esta marca empezó a tocar puertas, con su mochila a cuestas y una botella de mezcal, tratando de evangelizar sobre los valores de este destilado.

En Mezcal Unión respetamos mucho a la Comercam, donde Juan Jesús Lozoya e Hipócrates han logrado cosas muy buenas. Ahora que se abre la denominación hay esta polémica, pero desde mi postura personal siento que, históricamente, el mezcal es México, y quienes merezcan tener la Denominación de Origen que la peleen y la obtengan. Eso va a lograr que se genere más economía en este país, que nos hace falta. Hay muchos estados en el país que viven en pobreza, pero tienen mucha riqueza cultural, y si pueden obtener la denominación, adelante. Se trata de respetar, de dialogar y de llegar a un acuerdo por el bien común. En Mezcal Unión nos asociamos con Diageo, la casa alcoholera más grande del mundo, y para muchos esto se puede percibir como negativo. Pero en nuestro caso ha sido la mejor decisión, porque desde que iniciamos nuestro proyecto fue con la intención de representar a México y de generar prosperidad económica en las comunidades indígenas. Antes estábamos colaborando con 4 palenques y 15 familias, entre campesinos y maestros mezcaleros. Hoy vamos en 55 familias en 8 poblaciones. La producción y el campo le pertenece a los campesinos, y es la manera en que queremos construir la marca. Por eso se asociaron con nosotros, porque les encantó nuestro método de trabajo. Hoy somos la marca líder en centros de consumo de México. Crecimos de dos estados a 12 estados en la República, y el objetivo es llevar Mezcal Unión a ser una marca global que represente a cientos de familias, que van a ser los proveedores de esta marca. No todo es blanco y negro.

Foto: YAZ RIVERA

Guillermo García (Gerente de exportaciones de Mezcales de Leyenda)

Con la inauguración de La Botica hace más de  15 años, los creadores de esta casa se abrieron camino con aquel lugar que puso de moda el mezcal entre los jóvenes de la CDMX.

Nosotros comenzamos con una mezcalería, la primera en la CDMX, que se llamaba La Botica. Era una mezcalería pequeñita, y a partir de que la gente comenzó a conocer el mezcal en ese local, los socios vieron que podía ser viable crear una marca y hacerla a escala más grande. Así lanzamos Mezcales de Leyenda en 2006, y la gente comenzó a preguntarse más sobre el mezcal, porque no tenían ni idea de cómo tomarlo, incluso mucha gente le decía ‘el tequila con gusano’. Pero cuando comenzaron a aceptarlo y darse cuenta de que es muy bueno y tiene mucha variedad, comenzamos a buscar destilados no solamente de Oaxaca, también de Guerrero, Durango y San Luis, para ofrecerle al cliente algo diferente, porque el mezcal sí es muy complejo y no es la categoría más sencilla. Pasa por muchas manos intermedias, y para colocarlo con el cliente hay que entender que el precio que tiene una botella significa que hay muchas manos detrás y un proceso muy complejo. Queremos lograr que la categoría crezca, y que la gente conozca al mezcal por todo el valor que tiene.

Foto: YAZ RIVERA

Roque Olivares (Fundador de Mezcal Mortal)

Aficionado al mezcal por más de 45 años, y dedicado a éste profesionalmente desde hace 10, Olivares ha participado en varias empresas dedicadas a la promoción del destilado.

Estamos muy pendientes de los pequeños productores, los queremos ensalzar con una nueva categoría que se llame ‘primitivo’, que es quien está en el monte y que lo hace todo sin tener a veces ni electricidad. Pero nosotros lo queremos apoyar porque es quien le da el valor y misticismo al mezcal. Tenemos que cuidar eso, es nuestra responsabilidad, pero también tenemos que entender que esto es un negocio, una industria, y si queremos que se desarrolle y que avance no podemos decir que el mezcal nada más es de aquí y nada más es nuestro. Vamos a estar en pláticas con el director del IMPI, y con el Secretario de Economía para hacerlo bien, porque los recientes acontecimientos pueden demeritar la imagen de la categoría. Nosotros de forma independiente estamos haciendo lo nuestro, desde el vivero hasta la botella acabada, para no depender de nadie. Si hubiera apoyo y nosotros pudiéramos llegar a lo que queremos, obviamente todo esto se volvería mucho más barato y accesible al público. Tenemos 32 variedades diferentes y todas saben distinto, y de esas 32 hay reposados y ensambles. Es el destilado más complejo del mundo, por algo también le llamaban vino de mezcal. En esta cofradía de los mezcaleros siempre vemos por las comunidades. Somos bastante verdes y somos muy pro orgánicos, y tenemos una forma similiar de pensar. Por eso somos amigos y son bienvenidos los que quieran, porque mientras más, mejor.

Foto: YAZ RIVERA

Fernando Sánchez Navarro (Fundador de Mezcal El Diablito)

A través de su empresa WW Mexicana, el empresario se dedica al cultivo del agave en Tepoztlán y a la producción artesanal del mezcal desde hace más de dos décadas.

Desde mi punto de vista, la denominación es muy amplia y tiene que ser revisada, tanto para arriba como para abajo. Varios empresarios estamos haciendo unos estudios, y hemos podido ver que si tuviéramos el 1 por ciento del territorio de la denominación sembrado, ya tendríamos más líquido que el Tequila. Creo que el IMPI ha sido muy benévolo porque no ha aplicado una caducidad, es decir, que si en tres años no usas tus tierras o no produces, o algún municipio no produce, puedan suspenderles la denominación. Hasta ahorita no lo han hecho, y no creo que lo vayan a hacer. Con la polémica, creo que es un buen momento para aprovechar el grito y manotazo que vinieron a dar aquí, tanto el gobernador como los productores de Oaxaca, para revisar y dimensionar la denominación. Yo pienso que es bueno que se abra, porque se acaba de confirmar científicamente con carbono 14 que el mezcal es un destilado que se hacía entre 600 a 400 años antes de Cristo. Lo cual nos haría el destilado más antiguo del mundo.

 

Por CARLOS CELIS

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
PanoramaMarcela Cuevas, Matthieu Guerpillon, Tatiana Bilbao y Abelardo Marcondes. Foto: Cortesía

LuxuryLab Global 2019