El nuevo espacio de Kris Goyri

El diseñador presenta su libro habitación 11, en su showroom, donde se pueden ver los espacios creativos de la marca

El lugar está pensando también como galería. FOTO: YAZ RIVERA
El lugar está pensando también como galería. FOTO: YAZ RIVERA

Kris Goyri está de manteles largos. Es- trena nuevo showroom y un libro llamado Habitación 11. El espacio ubicado en el número 60 de la calle Descartes, en la colonia Anzures es, sin duda, un lugar diferente.

Las paredes blancas y la decoración en tonos neutros asemejan una galería de arte. Me día la tarea de encontrar un espacio que se adaptara a las necesidades de la marca, dijo el diseñador mexicano.

Un enorme vestidor con espejos, una increíble vista y varios diseños coloridos emocionan a cualquiera, pero el plus es cuando volteas a ver el taller. Así es, dentro del lugar está el taller donde se muestra el proceso creativo de casa uno de los diseños.

Las máquinas de coser, los patrones, los dibujos de Kris y las telas llaman la atención del visitante. La idea es que la gente que nos visite pueda apreciar cómo se hace el trabajo y todo lo que hay detrás de cada prenda. dijo.

El sueño de Kris se volvió realidad. Tener un espacio que funja como showroom, pero tambiéncomo conceptocultural para colaboraciones con artistas. Es por esto que el diseño y la decoración es tan básica y sencilla.

Por un lado tenemos los compradores que vienen a escoger la colección, pero también las personas que se hacen vestidos a la medida. Lo mágico del espacio es que podemos hacer las pruebas aquí y cualquier ajuste se les hace al momento, comentó. Además, no sólo está estrenando showroom, sino que también está sacando un nuevo libro llamado Habitación 11, donde muestra a las 30 musas que han sido el motivo de inspiración de cada uno de sus diseños.

Kris, ¿quién fue tu primer musa?

Mi bisabuela fue modista. No profesionalmente pero lo hacía para sus hijas y sus nietas. Ella me heredó sus telas, una máquina de coser y todos los patrones. Del lado de mi madre, estuve rodeado de mujeres, por lo que mis primeras musas fueron mi bisabuela, mi abuela y mi mamá.

¿A  quién  dedicas  este  libro?

A Gael Dreyfus, quien falleció el año pasado. Ella fue de mis primeras musas, mi mejor amiga y fue como mi hermana. Cuando ella me ayudaba a armar la colección, todo era perfecto. Fue mi primer mentora, la primera que confió en mí.

¿Qué otras mujeres han sido importantes en tu carrera?

Françoise Lavertu, quien fuera directora de comunicaciónde El Palacio de Hierro, llamó un día para decirme que había buscado un vestido en varias tiendas de distintos países y que no había encontrado nada como mi vestido.

Fue así como la prenda del diseñador fue la imagen dela campaña de Navidad de la tienda departamental. Ahora, consolidado como uno de los favoritos de las mexicanas, presenta una propuesta nueva, en la que en- latece los procesos creativos.

Por María del Mar Barrientos

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
PanoramaVIENDO A LA CÁMARA. El artista Jeff Koons, con la escultura La Fuente de Marcel Duchamp. Foto: YAZ RIVERA

Koons y Duchamp, el deseo hecho obra