“Yo no soy ni de EPN ni de AMLO”

José Narro se cree capaz de recuperar la confianza de la sociedad en el PRI

FOTO: FEDERICO GAMA
FOTO: FEDERICO GAMA

José Narro, exrector de la UNAM y aspirante a dirigir al PRI, rechazó ser el candidato del presidente Andrés Manuel López Obrador o del expresidente Enrique Peña Nieto.

Yo no soy el candidato del expresidente y tampoco lo soy de López Obrador, tienen mi respeto, pero hasta ahí. Yo soy pre Peña y seré post Peña, aclara.

En entrevista con El Heraldo de México, Narro ofrece una hoja de vida limpia, donde la honestidad, dice, es el principio número uno.

Sí, yo soy diferente y pienso que esa diferencia puede ayudar al partido, asegura.

La entrevista se desarrolla en un pequeño estudio repleto de recuerdos beisboleros, de los Beatles y de libros.

Ahí rechaza tener el apoyo de personajes cupulares, pero acepta que por invitación de algunos reflexionó sobre la dirigencia: Reflexioné luego de la invitación de personas a quienes les tengo respeto y consideración. Concluí que el PRI requiere transformarse y yo tengo una propuesta para hacerlo.

–¿Quiénes fueron? ¿Manlio Fabio Beltrones o Miguel Osorio?

No se puede saber, porque yo no sé si ellos quieren que se sepa.

–¿En qué consiste su propuesta de cambio?

Tiene que haber un proceso de reconciliación entre los miembros del partido, pero no basta. El partido tiene que reconquistar la confianza de la sociedad. Tiene que haber ética, valores, apego a principios y, en mi escala, el número uno es la honestidad.

–¿Por qué liderar un partido con fama de antidemocrático?

La mejor forma de fortalecer el régimen de libertades es fortalecer a las instituciones, una de ellas, los partidos. Dentro de estos, el PRI es un partido con historia… Es una invención genial de Plutarco Elías Calles. En este momento conviene que una hoja de vida, una personalidad y una actitud como la que yo creo representar esté al servicio del fortalecimiento del PRI.

 

RESPETA A SUS OPONENTES

José Narro no critica a quienes, como él, quieren presidir el tricolor. Sin embargo, rechaza las afirmaciones de René Juárez, quien dejó la contienda por considerar que el dinero sería el factor determinante para elegir dirigencia.

No me queda ese traje. Me he manejado con prudencia y discreción, llevo una vida ordenada, sin excesos. Para mí los libros valen mucho, soy rico en conocimientos y cultura, pero nada más. La política no se hace con dinero, lanza. Y aunque no se refiere directamente al gobernador de Campeche, Alejandro Moreno, sus impresiones sobre el porqué la gobernadora de Sonora, Claudia Pavlovich, no será su compañera de fórmula, revelan su opinión sobre el mandatario que dejará el cargo a la mitad, para buscar liderar el PRI.

Ella se comprometió a gobernar seis años, no se puede andar de un sitio a otro. Yo fui invitado al gabinete cuando era rector y acepté hasta que concluí. Los compromisos se cumplen, enfatiza.

–¿Qué relación debe haber entre el PRI y el gobierno de López Obrador?

La oposición no puede ser sinónimo de no. Debe señalar problemas y reconocer aciertos. A veces es mejor disentir que ser incondicional o vender principios.

–Si se convierte en presidente del PRI, ¿volverá a CU a apoyar a los Pumas?

Yo estaré con los Pumas aunque ganen (se ríe), pero si apoyar a la UNAM significa hacerse a un ladito (por un momento), siempre lo haré, porque es una de las grandes instituciones de México.

 

Por Nayeli Cortés

oos

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
PaísHabrá menos recursos para publicidad oficial. FOTO: ESPECIAL

Bajan 50% gasto para medios