Trump pone en riesgo ocho millones de empleos en Estados Unidos

De eliminar la entrada de inmigrantes indocumentados, Estados Unidos entraría en una depresión del mercado laboral, advierte el centro Pew

Nancy Vázquez, ciudadana salvadoreña con un permiso temporal para trabajar en EU. FOTO: AP/Luis Alonso Lugo
Nancy Vázquez, ciudadana salvadoreña con un permiso temporal para trabajar en EU. FOTO: AP/Luis Alonso Lugo

Si Donald Trump cumpliera su promesa de eliminar la entrada de inmigrantes indocumentados a Estados Unidos, la fuerza laboral estadounidense podría perder alrededor de ocho millones de trabajadores para el año 2035, de acuerdo
con una serie de reportes recientemente publicados por el centro PEW.

Esta pérdida representaría una pérdida de aproximadamente cuatro por ciento de los individuos de entre 25 y 64 años, pues según el centro de investigación esta depresión en el mercado laboral podría generar un fuerte impacto en la economía nacional.

Dichos reportes revelan que ante el envejecimiento de la población estadounidense, los inmigrantes y sus hijos deberán ocupar los trabajos que requiere su economía, además de costear los servicios de salud y jubilación.

Los estadounidenses nacidos entre 1945 y 1965 impulsaron la fuerza laboral durante la segunda mitad del siglo pasado. Esta generación –conocida como Baby Boomers– está envejeciendo y pronto se habrá jubilado.

Una reducción en los flujos de inmigración, como los propuestos por el presidente
Trump, ocasionaría una caída en la población económicamente activa de 173 millones registrados en 2015, a 166 millones para 2035, según las proyecciones del centro PEW.

En cambio, si continúa el flujo migratorio actual, alrededor de 17.6 millones de nuevos inmigrantes en edad laboral ocuparán los trabajos que requiere la economía nacional.

Sin ellos, la población económicamente activa caería en más de cuatro por ciento, de acuerdo con las tendencias de crecimiento poblacional e inmigración.

Contrario al discurso antiinmigrante de Donald Trump, los inmigrantes indocumentados no ocupan la mayoría de los trabajadores en ninguno de los sectores de la economía estadounidense.

En total, los inmigrantes conforman el 17 por ciento de la fuerza laboral (27.6 millones de trabajadores), según el Centro PEW. Un poco más del 12 por ciento de esos trabajadores radicaban legalmente en Estados Unidos, y el 5 por ciento restante no contaban con un estatus migratorio regular.

Los inmigrantes componen el 46 por ciento de la fuerza laboral en el sector agropecuario; el 27 por ciento en la construcción; 22 por ciento en preparación de comida; 20 por ciento en salud, y el 19 por ciento en la transportación.

Por: Luis Alonso Pérez 

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
PaísEl Presidente electo prometió abrir el
presupuesto para becas
en las universidades
FOTO: NOTIMEX

Frenar deserción escolar, la meta