Testigos revelan lujos de Duarte

La PGR cuenta con dos testimonios que revelan la compra de joyas, un yate e inmuebles con recursos estatales

CUARTOSCURO.
CUARTOSCURO.

Una vez entrando a su organización delictiva era imposible salir de ésta, ya que el ex gobernador, Javier Duarte de Ochoa, advertía a sus cómplices que si así lo decidían debían atenerse a las consecuencias.

Así lo señalaron dos testigos en el expediente que integró la Procuraduría General de la República (PGR) que se ventiló en la audiencia pública de vinculación a proceso contra el ex mandatario estatal. Se trata de Alfonso Ortega López, supuesto prestanombres, y el ex secretario de Seguridad Pública de Veracruz, Arturo Bermúdez Zurita.

Duarte de Ochoa y Ortega López se conocieron en 1996, uno estudiaba en la Universidad Iberoamericana y el otro en el ITAM, y trece años después se encontraron por Moisés Mansur cuando el ahora imputado era diputado federal.

Fue en la Riviera Maya donde el ex gobernador lo invitó a colaborar en inversiones y posteriormente le ordenó constituir la inmobiliaria Rhor, mediante la cual adquirió una casa en Lomas de Chapultepec.

Después le pidió que le comprara un yate digno de su investidura para las fiestas de la virgen de la Candelaria, con un valor de un millón de euros, y que finalmente costó 790 mil dólares.

Y así siguió la complicidad delictiva, constituyendo sociedades y adquiriendo terrenos.

Ante la PGR, Ortega López detalló que Duarte de Ochoa también le pidió que comprara regalos a su esposa, Karime Macías, y acudió a la joyería Berger, ubicada en Presidente Masaryk, en Polanco, donde adquirió un par de aretes de 40 mil dólares (equivalentes a 800 mil pesos) y un anillo para su aniversario, con un costo de 185 mil dólares (que rebasan los 3 millones de pesos).

Cuando se dio cuenta de que en medios de comunicación se difundió información sobre posibles actividades ilícitas, señala el expediente, Ortega López quiso alejarse de Duarte de Ochoa, pero éste se lo impidió.

 

 

Todos sabíamos que los fondos venían del Estado, según le advirtió el ex gobernador.

El testigo no acudió a la audiencia de vinculación a proceso, aunque fue notificado por la autoridad judicial que debía comparecer; en próximos días deberá justificar su inasistencia o hará efectivo el arresto en su contra.

Bermúdez Zurita es otro de los testigos de la PGR y en su declaración aseguró que conoció a Duarte en 2005 y dos años después lo nombró director del C4 en Veracruz.

En 2010, Duarte lo invitó a ser subsecretario de Seguridad Pública, y a los ocho meses lo nombró titular de la dependencia.

Aseguró que en 2014, el entonces tesorero Antonio Tarek Abdalá, le dijo que por instrucción de Duarte, los recursos federales que llegaran serían recibidos por la SSP estatal y no por Finanzas.

Según Bermúdez, dijo no estar de acuerdo y sí dispuesto a renunciar, pero Duarte se negó.

No te vas, llegaste conmigo y te vas conmigo, y atente a las consecuencias, le dijo el ex gobernador a Bermúdez Zurita, quien también se encuentra preso y ha buscado negociar con autoridades estatales.

 

BUSCAN CUENTAS EN SUIZA

La red delictiva del ex gobernador, Javier Duarte, traspasó fronteras. La PGR investiga posibles cuentas bancarias y bienes de éste en Suiza.

La dependencia ya había informado que solicitó la colaboración internacional para obtener información de cuentas crediticias en ese país de Moisés Mansur, prestanombres del ex gobernador y a quien también se le buscan cuentas y propiedades. Marco Antonio del Toro, abogado de Duarte de Ochoa, dijo que sólo son indicios y que más bien se refieren a un coacusado y no a su cliente.

Del Toro adelantó que prepararán los agravios para presentar un recurso de apelación contra la vinculación a proceso. Aseguró que le gustaría interrogar al gobernador, Miguel Ángel Yunes, si el Ministerio Público lo llama.

Sería un gusto interrogarlo, dijo.

 

Por Diana Martínez.

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
PaísFoto VICTOR GAHBLER Y BERNARDO CORONEL

Conviven en armonía y con respeto