Tensa calma por reforma

El presidente dijo que la derogación de la reforma, va

En Oaxaca, el Presidente
estuvo en el festejo a
Benito Juárez. FOTO: ESPECIAL
En Oaxaca, el Presidente estuvo en el festejo a Benito Juárez. FOTO: ESPECIAL

El gobierno federal desactivó por el momento la rebelión de la CNTE y anunció que la próxima semana se reanudará el proceso de dictaminación de la Reforma Educativa.

Sin embargo y pese a levantar el plantón que mantenía en San Lázaro, la disidencia magisterial se declaro´ en alerta máxima hasta no conocer el resultado final del dictamen.

En tanto el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que no hay motivos para que los maestros piensen que no cumplirá con su compromiso de derogar la Reforma Educativa.

Primero en Palacio Nacional y luego en Guelatao, el mandatario negó estar incumpliendo esa promesa de campaña y les recordó a quienes no lo ven con buenos ojos que no es igual a los gobernantes pasados.

No hay argumentos para sostener que estamos incumpliendo con nuestra palabra y con nuestro compromiso. No sé qué motiva este movimiento, y quiero se debata este asunto de manera abierta, dijo y luego convocó al diálogo con la SEP y sugirió al Congreso no discutir el dictamen en una sede altera.

¿No quieren dejar sesionar? Mi opinión, claro que lo tiene que decidir el Poder Legislativo, que no se sesione; eso es una vergüenza, eso es indigno, se tiene que buscar la manera.

¿Quieren estar ahí un mes?, pues ni modo; pero yo no voy a ordenar el uso de la fuerza, este no es un gobierno represor. Y que cada quien asuma sus responsabilidades, sostuvo.

Antes de viajar a Oaxaca para conmemorar el natalicio de Benito Juárez, recordó que desde campaña dijo que no estaba de acuerdo con la Reforma Educativa y como Presidente envió su propuesta al Congreso, incluso recordó que cuando ofreció una conferencia de prensa conjunta con el entonces presidente Enrique Peña Nieto mantuvo su postura sobre esta reforma.

A su llegada a Guelatao, el Presidente se encontró con un evento en calma y sin protestas de la CNTE.

En mayo del año pasado, como candidato presidencial, fue a Guelatao a un evento organizado por el magisterio y ahí firmó el compromiso de derogar la Reforma Educativa.

Esta vez, sin la presencia de los maestros, insistió en que cumplirá su compromiso.

Y lo mismo les digo a los maestros de Oaxaca y del país que, con todo respeto, no se confundan, yo no soy igual que los que ya se fueron.

Que no estén pensando, porque hay algunos que no nos ven con buenos ojos y quisieran que incumpliéramos y que entonces pudieran decir: ‘Ya vieron, son lo mismo, es igual’. No primo-hermano, a mí me pueden llamar ‘Peje’ pero no soy lagarto. No somos iguales, dijo.

A un costado del monumento que los oaxaqueños edificaron para Benito Juárez, el Presidente afirmó que aún son vigentes los principios juaristas.

Me da mucho gusto estar aquí, con ustedes, donde nació el mejor presidente que ha habido en la historia de nuestro país: Benito Juárez García, y agregó que su legado debe inspirar para hacer un buen gobierno.

Acompañado del gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat; del presidente municipal de Guelatao, Ángel Martínez; del director del Instituto Nacional de Pueblos Indígenas, Adelfo Regino y de los senadores Susana Harp y Salomón Jara, el mandatario recordó las enseñanzas de Juárez y bautizó a Guelatao como la capital mundial de la dignidad.

Uno de los principios que recodó fue la de: Con el pueblo, todo; sin el pueblo, nada.

Alejandro Murat se sumó a la derogación de la Reforma Educativa y se declaró juarista.

 

Por Francisco Nieto y Ricardo Ortiz

oos

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
PaísLópez Obrador recibió
en Palacio Nacional al líder minero. FOTO:ESPECIAL

Senado avanza Reforma Laboral