Suprema Corte de Justicia ampara a pareja homosexual

La Primera Sala de la SCJN decidió amparar a la pareja conformada por dos hombres con lo que reconoció el derecho de estos a convertirse en padres

La pareja promovió recurso de revisión y el caso llegó al máximo tribunal del país. FOTO: ARCHIVO/ CUARTOSCURO
La pareja promovió recurso de revisión y el caso llegó al máximo tribunal del país. FOTO: ARCHIVO/ CUARTOSCURO

Una pareja del mismo sexo alquiló un vientre para poder tener un hijo, pero cuando por fin pudo procrearlo se topó con la negativa de autoridades de Yucatán para registrarlo.

 

Este miércoles, la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) decidió amparar a la pareja conformada por dos hombres con lo que reconoció el derecho de estos a convertirse en padres por técnica de reproducción asistida.

 

El proyecto de sentencia fue elaborado por el ministro José Ramón Cossío y contemplaba amparar a la pareja que mediante un procedimiento de maternidad subrogada al que se sometió una mujer –con la fecundación lograda con el esperma de un miembro de la pareja y el óvulo de una donante anónima– logró la procreación de un hijo biológico.

 

Los hombres solicitaron al Registro Civil de Yucatán inscribir al menor con los apellidos de ambos, pero su petición fue rechazada bajo el argumento de que no existía un vínculo biológico del menor de edad con la pareja.

 

Tras promover un amparo, un juez resolvió que no se podía reconocer el vínculo filial entre el menor y la pareja debido a la imposibilidad de verificar si se habían respetado las garantías mínimas en la práctica del vientre subrogado.

 

Además que con la documentación exhibida no era posible acreditar que el menor había sido concebido mediante dicha práctica.

 

Inconforme con esta decisión, la pareja promovió recurso de revisión y el caso llegó al máximo tribunal del país.

 

La Primera Sala concedió el amparo para que el menor sea registrado como hijo de los aquí quejosos, al considerar que de este modo se garantiza la vigencia del derecho del niño a tener una identidad y ser inscrito en el Registro Civil; el derecho de los quejosos a su vida privada y a procrear mediante el acceso a las técnicas de reproducción asistida y el derecho de la tercera interesada (madre subrogada) también a su vida privada y libre desarrollo de la personalidad, señaló la Corte.

 

Por Diana Martínez

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
PaísTras la presentación, se realizó una plática sobre ayuda en zonas marginadas.FOTO: VÍCTOR GAHBLER

Ayuda debe ser para el sur: IP