Siguen en riesgo: AMLO a LeBarón

Hay avances en la investigación de la masacre, pero “no podemos decir más... Está peligroso”: Adrián

PIDEN LIBERTAD. Habitantes de Janos,
Chihuahua, exigieron la
liberación de los tres hombres que fueron
arrestados por el caso. Foto: EFE
PIDEN LIBERTAD. Habitantes de Janos, Chihuahua, exigieron la liberación de los tres hombres que fueron arrestados por el caso. Foto: EFE

El homicidio de los nueve integrantes de las familias LeBarón y Langford, registrado el 4 de noviembre en los límites de Chihuahua y Sonora, está clasificado como de alta seguridad restringida.

Y es que se considera que aún hay una amenaza latente en el caso. Está peligroso para nosotros mismos, dijo Alejandro LeBarón al concluir la reunión con el gabinete de seguridad nacional, ayer, en Palacio Nacional.

Fuentes vinculadas a la investigación comentaron que hay datos de prueba, por el momento, que soportan tres líneas de investigación: rutas de comercio y trasiego de drogas; agresión vinculada a cobros de piso y extorsión en la región; además, de la posible confusión entre grupos delictivos derivada de un enfrentamiento, horas antes, en una zona aledaña al sitio del asesinato.

El presidente Andrés Manuel López Obrador encabezó el comité que rindió un informe sobre los avances del caso; a los LeBarón se les comentó que se tiene a tres sospechosos del crimen, sin ofrecer detalles de su participación o identidad.

Julián LeBarón sólo reveló que los detenidos por el ataque son originarios del municipio chihuahuense de Janos.

También se rindió parte del intercambio de información y colaboración que se mantiene con autoridades estadounidenses (como el FBI), así como algunos datos de prueba que pueden llevar a esclarecer el posible móvil del homicidio de tres mujeres y seis menores.

Sin embargo, en la reunión, se les solicitó secrecia sobre lo comentado en el encuentro por seguridad de todos.

Adrián Le Barón dijo que el presidente López Obrador coincidió con él y señaló que la investigación es difícil y tardará en dar resultados.

Estamos contentos de los avances de la investigación, pero si están medias, y no nos vamos a meter. Estamos contentos de que no nos dieron atole con el dedo. Estamos contentos pero no podemos expresar, está peligroso para nosotros mismos, explicó al salir de Palacio Nacional.

El canciller Marcelo Ebrard explicó que en la reunión el presidente le hizo saber a las familias que él encabeza la indignación respecto a lo que ha pasado, y se les dio un reporte por parte de la Fiscalía General de la República, , lo que se puede divulgar porque no se puede dar todo.

Dijo que el gobierno de México considera a las familias LeBarón y Langford como ciudadanos mexicanos, por los que el tema de Estados Unidos fue como colateral, que se dijo ahí: bueno cooperación, si intervención no.

POR PARIS ALEJANDRO SALAZAR

abr

¿Te gustó este contenido?