Segob lanza un censo migrante

Se tomarán datos biométricos a quienes ingresen al país; quien se niegue, será deportado: Cordero

Olga Sánchez Cordero participó ayer en la cumbre de embajadores. Foto: Pablo Salazar / El Heraldo de México
Olga Sánchez Cordero participó ayer en la cumbre de embajadores. Foto: Pablo Salazar / El Heraldo de México

Para garantizar el ingreso ordenado y seguro a México, el Instituto Nacional de Migración, que depende de la Segob, tomará los datos biométricos (fotografía y huellas dactilares) de los migrantes, además de recabar un registro con su información personal, aseguró la titular de la Secretaría de Gobernación (Segob), Olga Sánchez.

Sin embargo, quienes se nieguen a este registro no les será permitido el ingreso al país, y en caso de internarse de manera ilegal, serán detenidos por las autoridades y deportados a su país de origen.

Durante su intervención en la 30 Reunión de Embajadores y Cónsules (REC), Sánchez Cordero detalló que como parte de los trabajos de la nueva política migratoria se detectó que 8 de cada 10 migrantes centroamericanos entran al país para llegar a Estados Unidos, mientras que el resto se queda en México.

Para poner en marcha esta estrategia, explicó Cordero, el personal del INM pondrá puntos de control de ingreso en los cruces informales para tomar el registro de los migrantes, mientras que en aquellos donde no sea posible, se mantendrá vigilancia para evitar el paso de personas.

La promesa de Sánchez Cordero es que a los migrantes que se sometan a las condiciones de registro del gobierno mexicano, se les resolverá su situación migratoria en un plazo de 72 horas.

La funcionaria detalló que principalmente en la zona turística de Quintana Roo, y otras partes del sureste, hay 700 mil centroamericanos trabajando sin desplazar a otros mexicanos.

Vamos a instrumentar en el más breve plazo posible, las acciones que permitan el acceso ordenado y seguro por nuestros puntos de acceso legal y controlado en nuestra frontera sur, explicó la secretaria a los diplomáticos.

Cordero sostuvo que la intención es brindar facilidades a los migrantes que busquen quedarse en el país a través de programas disponibles y con la participación de los gobiernos municipales y estatales de Chiapas, Quintana Roo, Yucatán, Campeche, Tabasco y Oaxaca.

En el primer día de jornadas de las jornadas de la REC 2019, la secretaria explicó que estos trabajadores migrantes no desplazan a los mexicanos, sino que se trata de un complemento de mano de obra.

 

POR IVÁN RAMÍREZ VILLATORO

jrr

 

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
PaísLópez Obrador considera que el sur-sureste ha estado en abandono. Foto: Especial

Van 40 mil mdp a Quintana Roo