‘Renovación del PRI va en serio’

Claudia Ruiz Massieu busca que los aspirantes a sucederla firmen un acuerdo de civilidad para que se respeten durante la contienda interna

Ha estado afiliada
al Revolucionario
Institucional
desde el año 1992.FOTO: ESPECIAL
Ha estado afiliada al Revolucionario Institucional desde el año 1992.FOTO: ESPECIAL

La presidenta del PRI, Claudia Ruiz Massieu, se pronunció en favor de que los aspirantes a sucederla en el cargo firmen un acuerdo de civilidad que los obligue a respetarse durante la contienda y a aceptar los resultados que arroje la elección abierta a militantes.

En entrevista con El Heraldo de México, reveló que negocia con Ivonne Ortega, José Narro, Alejandro Moreno, Lorena Piñón, José Ramón Martel y Ulises Ruiz emitir la convocatoria para renovar la presidencia y secretaría general del partido a finales de marzo.

Yo estoy muy entusiasmada con este proceso. Muestra que la renovación del partido va en serio y que no hay que tenerle miedo a las prácticas democráticas, indicó dirigente del PRI.

El pasado 27 de febrero, el Consejo Político Nacional del PRI aprobó la elección abierta a militantes como método de elección de su nueva dirigencia.

El punto no estaba incluido en el orden del día. Sin embargo, Ruiz Massieu pidió incluirlo luego de reunirse, por separado, con quienes aspiran a participar en la contienda.

Ese día, el Consejo también facultó al Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del partido a solicitar al INE coadyuvar en la organización de los comicios que deben realizarse, a más tardar, en julio próximo.

Ruiz Massieu Salinas ocupa el cargo desde el 17 de julio de 2018, en sustitución de René Juárez.

Como secretario general -cargo que ella tenía originalmente- fue nombrado el ex gobernador de Coahuila, Rubén Moreira, quien renunció al cargo poco después.

 

En estos momentos, Arturo Zamora es el secretario general.

¿Ya tienen fecha para emitir la convocatoria para la renovación de la dirigencia?

Lo primero que haremos es enviar la solicitud al INE, donde demos algunos detalles de cómo queremos desarrollar la elección. Estamos pensando enviarla la semana entrante y probablemente la estemos emitiendo a finales de marzo.

¿Qué padrón utilizarán en su elección? ¿El que tienen dado de alta ante el INE o el que resulte del refrendo de militancia que comenzaron hace algunas semanas?

Ésa es otras de las cosas que estamos valorando. Nosotros tenemos un padrón de 6.3 millones de militantes que dimos de alta ante el INE.

Lo que hay que fijar con el Instituto es qué fecha de corte sería la indicada para incluir las nuevas afiliaciones.

¿Se ha reunido con los aspirantes a sucederla en el cargo?

Sí, me he reunido y he tenido comunicación permanente con los seis militantes que quieren presidir el partido.

Todos coinciden en que éste debe ser un proceso muy cuidado en las reglas y en la transparencia. Hay cosas por definir como los topes de campaña.

¿Sería necesaria la suscripción de un acuerdo de civilidad que los obligara a respetar los resultados?

Por supuesto que es importante la manifestación pública de que habrá un respeto a las reglas. Sin duda abonaría a que todo mundo tenga claro que hay que cuidar la unidad y la cohesión del partido.

Somos compañeros de partido y es natural que haya visiones distintas, pero al final vamos a seguir militando en el mismo espacio.

¿Permitirá que los líderes de sectores y organizaciones den su firma a más de un aspirante a la dirigencia?

Sí, pero hay que aclarar que, aunque tengamos flexibilidad, también necesitamos requisitos estrictos para tener una contienda seria en la que los aspirantes que se inscriban tengan un respaldo real de la militancia. Los estatutos no prohíben que se respalde a más de un aspirante, pero había sido una práctica que solo se lo dieran a uno.

¿Instalarán alguna mesa de diálogo con los aspirantes o sus representantes para negociar la convocatoria?

Es una práctica habitual que los candidatos tengan representantes que vayan coadyuvando con el partido, que permitan una comunicación fluida. Yo estoy muy entusiasmada con este proceso. Muestra que la renovación del partido va en serio y que no hay que tenerle miedo a las prácticas democráticas.

 

Por Nayeli Cortés 

oos

¿Te gustó este contenido?