Relegan tecnología antirrobo

Desde 2013, el gobierno federal destinó 5 mmdp para evitar el hurto de combustible... Pero los criminales se especializaron en el huachicoleo

Los camiones usados para el traslado de combustible son escoltados por policías federales y militares en las carreteras del país. Foto: Reuters
Los camiones usados para el traslado de combustible son escoltados por policías federales y militares en las carreteras del país. Foto: Reuters

Las medidas que adoptó el gobierno por 5 mil millones de pesos desde 2013 para combatir el robo de combustibles fueron superadas por las organizaciones de criminales, ya sea por ineficiencia o porque no se ejecutaron con determinación, incluso, la nueva administración enfrenta dificultades en su embestida al huachicol.

Ejemplos de ello son el programa piloto de trazadores, que son químicos que permiten comprobar la procedencia de los combustibles. Sólo se aplicó en Jalisco en 2016 y no tuvo réplicas, pero con esto se conocería definitivamente qué gasolineras compran huachicol.

Los drones que adquirió Pemex en 2014 y que no utilizó al 100 por ciento por falta de personal es otro caso, de tecnologías desaprovechadas.

Incluso esto sucede ahora mismo en el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, en su lucha contra el robo, iniciada a finales del año pasado.

El ducto más importante del país, el Tuxpan-Azcapotzalco, ha sido perforado en cinco ocasiones y las pipas que deberían de transportar la gasolina que deja de moverse por tubo también han sido robadas. La Canacar reportó ya 26 hurtos en lo que va del año.

Desde hace mucho tiempo desafortunadamente las bandas se convirtieron en organizaciones criminales que ya no sólo se especializan en un delito. Ahora hacen de todo tipo.

Por otro lado, las inversiones que se realizaron en años anteriores tuvieron como resultado que creciera el robo de combustibles. Fueron malas inversiones. Hemos escuchado la creación de dos cárteles en la zona de Puebla y la del Bajío. El llamado nuevo cartel de El Marro, señaló José Refugio Muñoz, presidente de la comisión de seguridad de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin).

Los reportes de inteligencia del gobierno revelados hasta ahora con cámaras de drones, sí utilizados, revelan desde hace años, a cientos de personas organizadas con sendos camiones aprestos a saquear ductos y ferrocarriles de carga, en la zona conocida como triangulo, rojo entre Veracruz y Puebla.

El robo de combustibles ha dejado pérdidas, según reportó López Obrador, en el orden de los 65 mil millones de pesos al erario.

Para Javier Oliva, investigador de la UNAM especializado en temas de seguridad, fallaron los sistemas de inteligencia porque hay hasta 290 organizaciones criminales que buscan controlar ductos, trasiego de drogas, mercancía robada y asalto a trenes

Vale la pena pensar en no dejar la responsabilidad a policías, dijo.

Francisco Cervantes, presidente de la Concamin, aseguró que el director de Pemex, Octavio Romero prevé que en las próximas horas las 300 pipas que están detenidas por falta de permisos de la Comisión Reguladora de Energía tendrán el aval para operar.

También afirmó que las pipas dobles de Canacar podrán llegar directamente a las estaciones de servicio, lo cual se esperaba que sucediera el fin de semana.

POR EVERARDO MARTÍNEZ, ADRIÁN ARIAS Y NANCY BALDERAS

jrr

 

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
PaísOJO VISOR. Se informó que se reubicaron 138 cámaras y 80 radares de velocidad. CUARTOSCURO

Fotocívica, el lunes arranca