Promete Alito un partido de libertades

Al tomar protesta, Moreno dijo que nunca más recibirán instrucciones de nadie

CAMBIO. Alejandro Moreno (presidente) y Carolina Viggiano (secretaria), ayer, rindieron protesta. Foto: Pablo Salazar Solís
CAMBIO. Alejandro Moreno (presidente) y Carolina Viggiano (secretaria), ayer, rindieron protesta. Foto: Pablo Salazar Solís

Por primera vez en mucho tiempo, el PRI no recibirá instrucciones de nadie, aseguró Alejandro Moreno, tras rendir protesta como presidente nacional del tricolor.

Somos una dirigencia libre en mucho tiempo, pues llegamos sin amarres y sin deudas políticas. Somos una dirigencia real, legitimada por más de un millón 600 mil votos y no por la designación desde los grupos del poder, expresó.

Durante la 47 sesión extraordinaria del Consejo Político Nacional del PRI, en el auditorio Plutarco Elías Calles, el nuevo dirigente nacional del tricolor aseguró que no debe nada a nadiem tras las críticas que lo vinculaban como el candidato del presidente López Obrador y de la cúpula priista.

Lo digo y lo reitero con absoluta claridad, para que nadie se equivoque: no le debemos nada a nadie, lo único que le debemos a nuestra dirigencia es el apoyo y el respaldo de la militancia, aseguró.

Luego de tomar protesta junto a Carolina Viggiano, él como presidente y ella como secretaria general del CEN del PRI para los próximos cuatro años, Alito aseguró que esa fuerza política no permitirá que se atente contra la autonomía del INE, ni tampoco respaldará la revocación del mandato.

El también gobernador con licencia de Campeche, afirmó que su presidencia marcará el inicio de una nueva etapa para el priismo, sin acuerdos cupulares que dejen afuera a la militancia.

Las decisiones las tomó una nomenclatura sin raíces ni compromiso con el partido, y las candidaturas las repartieron en quienes los tuvieron secuestrados. Lo que yo planteo es liberar al partido y regresarlo a sus orígenes, para restablecer los vínculos con nuestra militancia; recuperar el orgullo de ser priistas, aseguró en un discurso de más de 40 minutos.

Ante el aplauso de los asistentes afirmó que el PRI hará alianza siempre o cuando beneficien al partido y al país, se acabaron las alianzas que no benefician al partido.

En medio de un salón repleto, convocó a los priistas a la construcción del nuevo prestigio del PRI con una reforma en el interior del partido.

El momento en el que más aplausos recibió fue cuando se refirió a Morena.

No voy a aclarar lo que ya es una realidad, el verdadero partido satélite de México es Morena, porque gira alrededor de una sola voluntad y eso lo sabemos todos, expuso.

Aseguró que al PRI le corresponde una oposición constructiva, fuerte y enérgica, la oposición más digna del país inquebrantable e indestructible en su valor democrático.

POR ELENA SOTO

abr

¿Te gustó este contenido?